Solbes, sobre la banca: "Soy muy paciente, muy tranquilo"

El vicepresidente Pedro Solbes se desmarcó ayer con claridad del ministro de Industria, Miguel Sebastián, quien había declarado el martes que al Gobierno "se le está acabando la paciencia con los bancos". "Soy un hombre muy paciente, muy tranquilo", ironizó en Londres cuando le preguntaron si compartía esa opinión.

Solbes se alineó así con la política de apaciguamiento dictada por el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. El miércoles corrigió a Sebastián a través del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, que dijo: "El Gobierno tiene una paciencia ilimitada con las entidades financieras".

En esa línea de buscar el entendimiento, Solbes descartó la posibilidad de que el Gobierno actúe como banco prestamista para mejorar el acceso al crédito, sobre todo de pequeñas y medianas empresas. "Eso abriría el viejo debate sobre la conveniencia de una banca pública. Y no sería práctico porque, para cuando esos préstamos pudieran llegar al detalle, el problema ya estará solucionado", explicó.

Más información

Solbes realizó una rápida y poco habitual visita a Londres -la primera en muchísimos años de un ministro español de Economía- con vistas a la cumbre financiera del 2 de abril en Londres. Solbes dio por segura la participación de Zapatero, pero no la suya.

Sebastián matiza

Por su parte, Emilio Botín, presidente del Santander, no cree que al Gobierno se le esté acabando la paciencia, informa Íñigo de Barrón. "El presidente está haciendo lo que tiene que hacer. Creo que está convencido de que hay que seguir con las líneas actuales". Ante las reiteradas preguntas por las declaraciones de Sebastián, Botín hizo un comentario final: "Respeto las palabras de Sebastián, pero las palabras de un ministro son... eso, la opinión de un ministro, no la de Gobierno, que tiene claro lo que debe hacer la banca".

Al protagonista de la polémica, Miguel Sebastián, le cuesta morderse la lengua. Se le notó ayer cuando salía del Congreso. Un grupo de periodistas le esperaba por si daba la réplica a Botín, informa Rafael Méndez. "No tengo nada que decir", dijo tres veces sin mucha convicción, pues seguía parado ante los micrófonos. Y entonces, preguntado sobre si pensaba que los bancos tenían más margen para aumentar el crédito, soltó con aire resignado: "Enseñarle al panadero a hacer pan a estas alturas... La banca sabe cómo hacer crédito y dinero".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 05 de febrero de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50