Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SOCIEDAD

MySociety rastrea la actividad y la transparencia de los políticos británicos

El servicio FixMyStreet (arregla mi calle) costó 10.000 libras y ha resuelto 25.000 problemas, explica su autor Tom Steinberg - La información gubernamental anglosajona está a años luz de España

Cuando a Tom Steinberg se le pregunta por qué puso en marcha mySociety lleva su mano al corazón y sonríe: "¿Sabes cómo te llena que a alguien le resuelvan algo gracias a ti?". MySociety es un portal de servicios sin ánimo de lucro que permite a los británicos saber qué hacen sus representantes políticos y además que les escuchen.

MySociety es un experimento único cuyo éxito ha hecho que deje de serlo: le han salido clones por todo el planeta, gracias a que está hecho con software libre, lo que permite copiarlo sin problemas. Su misión es usar Internet para dar poder a los ciudadanos o, como dice Steinberg, "permitirles ejercer control e intervención sobre la agenda política". Steinberg intervino en un curso de la Menéndez Pelayo en Barcelona

"Escribe al político"

El sitio empezó su andadura hace cinco años como organización sin ánimo de lucro. Su primera aventura fue WriteToThem (Escríbeles), una sencilla aplicación donde el visitante introduce su código postal y se le informa de quiénes son sus representantes políticos. Puede escribir un correo electrónico o enviar un fax. "El 50% de personas que lo han usado, nunca antes habían escrito a un político, lo que demuestra que estamos creando herramientas para quienes no tienen ni idea de Internet", afirma Steinberg. Desde su aparición, se han mandado casi medio millón de mensajes.

El éxito animó a Steinberg a mejorarlo con TheyWorkForYou (Trabajan para tí): se introduce el código postal y aparecen los representantes en el Parlamento británico, con información detallada de cada uno: qué leyes han votado, qué preguntas han hecho, en cuántos debates han intervenido.

En Gran Bretaña existe una ley que obliga al Gobierno a dar información a quien la solicite, siempre que no sea secreta. TheyWorkForYou se nutre principalmente de esta ley, aunque Steinberg reconoce: "Es un arte convencer al Gobierno para que te la facilite". El recién presidente de Estados Unidos, Barak Obama, también ha hecho de la transparencia uno de los objetivos de su Gobierno. En España la situación está a años luz. En Europa, también. Como gran cosa, por fin el Europarlamento publicará quién va a cada sesión. Cuando se tiene la información, el siguiente paso es "traducirla a un lenguaje sencillo para que los ciudadanos puedan comprender el trabajo de los diputados", explica Steinberg. Allí donde los textos parlamentarios hablan de residuos ambientales, la ficha en TheyWorkForYou dice: "Votó a favor del reciclaje".

Sólo en 2007 TheyWorkForYou cosechó dos millones de visitas y el creciente interés de la clase política: "Ha habido piques entre algunos por salir los primeros en nuestra lista de quién ha participado en más debates", asegura.

Otro exitoso servicio de mySociety es FixMyStreet (Arreglen mi calle). Los ciudadanos informan de los problemas que hay en su vecindario, el sitio decide qué agencia local es responsable y le envía un informe: "Nuestra intención es que les dé vergüenza y reaccionen, también que sepan dónde tienen a ineptos trabajando", explica Steinberg.

FixMyStreet hace un seguimiento del problema, con fotos y vídeos incluidos. Hay estadísticas sobre qué ayuntamientos responden mejor y un servicio que avisa a los ciudadanos que lo deseen, por correo electrónico y RSS, cada vez que se denuncia algo en su zona.

"Esto demuestra que la acción individual ayuda al conjunto. Al hacerlo público se ejerce presión sobre los políticos para que solucionen las cosas. Además, el problema se convierte en un objeto social que hace que la gente afectada se reúna a su alrededor", afirma Steinberg. Otro ejemplo es Number 10 Peticions (Peticiones al Número 10), un sitio para recoger firmas: "Una de ellas cosechó dos millones y el Gobierno se tomó la molestia de responder por correo a todos los peticionarios", explica.

En HearFromYourMP (Tenga noticias de su diputado), la gente se registra para que los políticos les informen de su trabajo. Más de 160 parlamentarios y 60.000 personas lo han usado. Lo curioso, explica Steinberg, es que los políticos no están obligados por ley a informar a los ciudadanos.

"MySociety es una muestra de que con poco dinero se pueden obtener grandes beneficios. Montar FixMyStreet nos costó 10.000 libras y ya lleva resueltos 25.000 problemas, explica Steinberg. Su principal fuerza de trabajo son los voluntarios y seis personas asalariadas. Los fondos proceden de donaciones, desde individuales hasta del Gobierno británico.

MYSOCIETY: www.mysociety.org

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de febrero de 2009