Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
WILLIAM DUDLEY | Presidente de la Fed de Nueva York | Carreras & capital humano | Nombres propios

El vigía de Wall Street

El nombramiento de Timothy Geithner como secretario del Tesoro de Estados Unidos obligaba de inmediato a los responsables de la Reserva Federal a buscar un sustituto para su banco de Nueva York. Y lo han encontrado dentro de casa. Se trata de William Dudley, de 56 años, que en el último año y medio ha sido el responsable de las operaciones de mercado de la delegación con la misión más importante dentro de la Fed: ser los ojos y los oídos del banco central en Wall Street.

Con su elección, el Consejo de gobernadores de la Reserva, que preside Ben Bernanke, apuesta por la continuidad en un momento crítico para la entidad. Dudley ha desempeñado un papel decisivo a la hora de elaborar la respuesta a la crisis financiera y su aplicación. Su relación con Geithner se ha hecho más estrecha en las numerosas noches que ambos han pasado en vela desde el estallido de la crisis subprime.

Dudley es un profundo conocedor del sector financiero. De hecho, antes de entrar en la Reserva de Nueva York, Dudley estuvo trabajando durante 20 años en el banco de inversión Goldman Sachs, uno de los pocos que de momento sobreviven a la debacle.

Doctorado en Económicas por la Universidad de Berkeley, el nuevo presidente de la Fed de Nueva York no se caracteriza, precisamente, por seguir la corriente. Cuando Alan Greenspan, antiguo presidente de la Reserva Federal de EE UU, era venerado por el mercado y la mayoría de los economistas, Dudley no dudó en criticarle por no haber hecho lo suficiente para evitar la burbuja tecnológica de finales de los años noventa. Y tampoco siguió el consenso del mercado al pronosticar una recuperación anémica de la economía tras la recesión de 2001 y una desaceleración de la inflación.

Sin embargo, se declara firme defensor de las políticas de bajos tipos de interés impulsadas por Greenspan -una política acentuada por la Fed- y que muchos expertos consideran que está en el origen de la burbuja de crédito que dio lugar a la actual crisis.

No es su única posición cuestionable. Antes de trabajar en Goldman Sachs, Dudley era el encargado de análisis regulatorio en JP Morgan. En 1999 elaboró un informe en favor de revocar la ley Glass-Steagall, que entró en vigor durante la gran depresión para separar la banca comercial de la banca de inversión y evitar, así, la creación de grandes conglomerados financieros que, en caso de crisis, pusieran en peligro el conjunto del sistema. Esa ley se revocó entonces y muchos ahora lo lamentan. -

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de febrero de 2009