Erdogan protagoniza un forcejeo en Davos tras un discurso de Peres

Davos es un lugar lleno de contrastes. Sólo minutos antes de la petición del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, de 450 millones de euros para reconstruir Gaza, el jefe del Likud -el partido de derechas israelí al frente de los sondeos en las próximas elecciones legislativas de febrero-, Benjamin Netanyahu, decía tajante que Hamás "continúa con sus actividades terroristas [...], su fanática misión de destruir Israel" y reclamaba a su Gobierno "una solución para esta lluvia de cohetes".

Más tarde, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, protagonizó un incidente al abandonar una sesión sobre Gaza en la que participaba el presidente israelí, Simon Peres. Al final de un encendido discurso en el que Peres cargó contra Hamás elevando el tono de su voz hasta los gritos y asegurando que el único objetivo de Israel es "la paz", Erdogan pidió la palabra, pero tras apenas unos minutos, el moderador cerró la sesión, sin darle la oportunidad de rebatir al israelí. En presencia de Ban y de la representante de EE UU, Valerie Jarrett, Erdogan tuvo entonces un forcejeo con el moderador, el columnista de The Washington Post David Ignatius, y acabó abandonando la sala. "No volveré a Davos", clamó.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50