Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fábrica de armas de A Coruña planea mudarse a un área industrial

El traslado liberaría 230.000 metros cuadrados en la entrada a la ciudad

Comienza la cuenta atrás para la nueva fábrica de armas de A Coruña. La dirección de Santa Bárbara Sistemas, filial de la norteamericana General Dynamics, ya ha comunicado a la Xunta, Ministerio de Defensa, Ayuntamiento de A Coruña y al comité de empresa cuáles son sus intenciones y les ha puesto números. Al denominado "plan de transformación" de la compañía, en el que se diseña el futuro de sus centros productivos, y tras haber firmado la semana pasada con los representantes sindicales una carta de intenciones para activar el traslado, los directivos del grupo estiman que necesitarán 18 meses para levantar la planta, que se ubicará en el polígono industrial de A Grela.

Los técnicos de Santa Bárbara, que manejan informes del Colegio de Ingenieros de Armamento de Madrid y estudios jurídicos de la Universidad Carlos III, ya han descartado otras tres ubicaciones: Bens, Pocomaco-Vío y Espíritu Santo. Será necesaria una inversión de casi 30 millones de euros, de los que 14 se destinarán a la construcción de las nuevas instalaciones y el resto a reforzar la apuesta tecnológica para poder acometer más carga de trabajo y producción.

Santa Bárbara calcula en 30 millones la inversión necesaria

La propiedad de los terrenos de A Grela, también de Defensa en lo que era el antiguo parque de automóviles, ha sido una de las bazas que más ha pesado en la decisión. Serán un total de 43.000 metros cuadrados, frente a los 230.000 metros de las instalaciones actuales de Palavea, con la ventaja de que ya está considerado como suelo industrial, el plan parcial de la zona está aprobado y no es necesario activar un plan especial.

De acuerdo con los informes que maneja la dirección de Santa Bárbara, ubicaciones como Bens (65.000 metros de superficie), Pocomaco-Vío (48.000 metros) y Espíritu Santo (60.000, propiedad de Sepes) quedan descartadas, en unos casos por el coste de adquisición de terrenos, entre 17 y 24 millones, y en otros por su calificación, lo que prolongaría el traslado.

Los responsables sindicales de la fábrica de armas, liderados por UGT, han mostrado unidad sin fisuras hacia la dirección en torno al traslado. Conscientes de que la última palabra la tendrá el Ministerio de Defensa, han remitido una misiva a José Blanco, secretario de Organización del PSOE, para que medie ante la titular del departamento, Carme Chacón, con el fin de obtener su visto bueno definitivo. En una carta de intenciones firmada por el equipo directivo y el comité, ambas partes acuerdan "apoyarse mutuamente al objeto de lograr que el Ministerio de Defensa ponga a disposición de Santa Bárbara una nueva factoría en terrenos propiedad del Ministerio de Defensa, preferentemente en el polígono Industrial de A Grela". El traslado generará un ahorro de costes estimado en 7,9 millones de euros anuales a partir de 2012.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de enero de 2009