Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Destituido el presidente de la incineradora vasca por la gran estafa

La estafa del financiero norteamericano Bernad Madoff se ha cobrado sus víctimas en la empresa vasca Zabalgarbi. Su presidente, Juan Ignacio Unda, y el director financiero, Domingo de la Sota, fueron destituidos ayer tras haber perdido 3,7 millones de euros en cinco fondos de inversión de Optimal, una filial del Banco Santander. Los altos directivos de la empresa, que gestiona la única incineradora de basuras vasca, ocultaron la operación al Consejo de Zabalgarbi, una sociedad semipública en la que los socios mayoritarios son FCC y la ingeniería vasca Sener, con un 30% cada una.

El acuerdo de la destitución no fue unánime, ya que contó con el rechazo de Sener y la abstención del Gobierno vasco. Los consejeros de FCC y Sener se hacen cargo de la dirección hasta la elección de otro presidente.

Zabalgarbi empezó a funcionar en 2004 y al año incinera cerca de 250.000 toneladas de basura de toda Vizcaya, salvo Bilbao, que trata los desechos en un vertedero por el rechazo a la incineración. La planta, ubicada en la capital vizcaína, supuso una inversión de 154 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 2009