Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio centenar de dependientes exigen a Camps el pago de las ayudas

Medio centenar de personas integradas en la Plataforma en Defensa de les Persones en Dependència de L'Alcoià i El Comtat, recibió al presidente de la Generalitat valenciana, Francesc Camps, a la puerta del nuevo Palacio de Justicia de Ibi con pancartas en las que mostraban sus reivindicaciones. El colectivo aprovechó la presencia de Camps en la inauguración de este edificio para pedirle "agilidad" en la concesión de las ayudas previstas por el Gobierno central en la ley de Dependencia y que debe distribuir el Ejecutivo autonómico.

Camps atendió personalmente las quejas de los afectados y destacó a continuación el "esfuerzo inversor" de su Gobierno en la justicia y políticas sociales. Tras repasar las cifras en su discurso, aseguró que "esta comunidad autónoma es la que más ha invertido en construir edificios y en las personas que vienen a trabajar en ellos".

De la Rúa quita importancia a las críticas contra los jueces por la huelga

El Palacio de Justicia de Ibi inaugurado ayer ha costado dos millones de euros, que ha adelantado el Ayuntamiento de la localidad. La Generalitat valenciana, según el convenio firmado entre administraciones, reintegrará a plazos el coste de la obra. La cifra ha subido 800.000 euros más de lo previsto.

Juan Luis de la Rúa, presidente de Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, trató de restar importancia a las acusaciones de "corporativismo" o "interés por las cuestiones económicas" hacia los jueces que han decidido secundar la huelga. "Lo que nos interesa es el servicio a los ciudadanos, que presupone exigencias que vienen determinadas por un número de juzgados, que determine una carga de trabajo y permita dar una respuesta inmediata a los ciudadanos", aseguró. El nuevo Palacio de Justicia de Ibi, tiene 2.500 metros cuadrados para dar servicio a 40.000 ciudadanos. El diputado de Esquerra Unida Lluís Torró aprovechó esta inauguración para criticar el retraso de las obras del Palacio de Justicia de Alcoi y sin financiación garantizada por parte de la Generalitat.

Camps, en su periplo por comarcas alicantinas, inauguró la nueva sede del Consejo Regulador del Turrón en Xixona donde recordó que el sector agroalimentario emplea a 300.000 personas y supone el 10% del PIB valenciano, con 9.500 millones de euros. El sector del turrón emplea a 2.000 personas y factura 72 millones de euros anuales. Camps visitó también La Nucia, localidad afectada por el incendio del pasado fin de semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de enero de 2009