Carod prima a la confesión judía en las subvenciones de la Generalitat

Montilla pide a sus consejeros "prudencia" sobre Israel

Tras meses de polémica por el retraso en el pago de subvenciones a entidades, la Generalitat de Cataluña ha publicado el listado de ayudas a las confesiones religiosas y a las asociaciones de catalanes en el extranjero para 2008. La Comunidad Israelita de Barcelona, principal interlocutor del Gobierno catalán con la comunidad judía, es la que más beneficiada sale del reparto, con un total de 840.000 euros. La concesión de esta ayuda es previa a la polémica causada la semana pasada por la participación del consejero de Interior, Joan Saura (ICV), en una marcha pro Palestina.

La Comunidad Israelita ha recibido dos subvenciones. La primera, de 600.000 euros, como parte de un convenio plurianual cuyo contenido no ha querido revelar la Generalitat a este diario. La segunda subvención, de 240.000 euros, se le otorgó en concepto de fomento de la libertad religiosa y en línea con las ayudas que reciben las otras confesiones. La comunidad judía cuenta en Cataluña con cuatro sinagogas. El Consejo Islámico de Cataluña, principal representante de la comunidad musulmana, con 169 oratorios, ha recibido 412.000 euros, mientras que el Consejo Evangélico, con 453 templos, ha recibido 423.000 euros. El departamento de la Vicepresidencia rechazó comentar los criterios de las subvenciones asignadas.

Precisamente ayer, el presidente de la Generalitat, José Monilla (PSC), pidió "prudencia" y "centralidad" a sus consejeros a la hora de referirse al conflicto de Palestina tras las quejas del embajador de Israel por la actitud del consejero Saura. El presidente de la Generalitat se reunirá próximamente con el embajador, Raphael Shutz, para cerrar el conflicto.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción