Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La falta de crédito enfrenta a la banca con el Gobierno

La AEB considera "pura demagogia" acusar a las entidades financieras de no conceder más préstamos

Si alguien quiere enfadar de verdad a un banquero sólo tiene que decirle dos cosas: que el Gobierno le está "ayudando" con las inyecciones de capital de las subastas y que la culpa de que no haya crédito es de las entidades porque se guardan el dinero que reciben.

El problema es que ya son muchos los que han repetido esta cantinela a los banqueros y se han cansado de ser los malos de la película. Hace sólo unos días, el presidente Zapatero elevó el listón al sugerir que "quizá la banca está siendo demasiado cauta" en la concesión de préstamos.

Ayer llegó la respuesta más dura. Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), dijo que "todas las estimaciones realizadas por los organismos internacionales, incluido el BCE, proyectan un crecimiento negativo del crédito para 2009", y en este contexto "hacer creer que el crédito se incrementará milagrosamente y, además, de forma inmediata si los bancos obtienen más capital, es pura demagogia".

Martín, que participó ayer en un foro privado de políticos, elevó la acusación al Gobierno. "Resulta llamativo que determinadas instancias hayan pasado de proclamar que el sistema bancario español era el mejor y más eficiente del mundo a acusarlo ahora de querer ahogar a familias y empresas por pura maldad". También comentó que "el sistema bancario español es altamente competitivo, por lo que es difícil que una solicitud de crédito solvente pueda quedar desatendida por capricho".

En el seminario sobre La situación de cambio en la economía mundial organizado por la Universidad de Alcalá de Henares, Martín dijo que las entidades españolas no están faltas de capital ni lo han recibido del Gobierno, en contraste con otros bancos europeos y norteamericanos. En este sentido, dijo que estas ayudas suponen colocar a las entidades extranjeras "en una situación ventajosa respecto a las que no lo reciben" y "que puede ser clamorosa cuando, además, operan en el mercado español". El presidente de la patronal pidió a las autoridades que "no permitan que la desigualdad competitiva se extienda al mercado" español.

Por otro lado, ayer fue otro mal día en noticias bancarias: JPMorgan redujo el beneficio en un 77% en el cuarto trimestre. En todo 2008 ganó un 63,5% más, hasta 4.254 millones. Además, Bank of America podría necesitar una de miles de millones para digerir la compra de Merrill Lynch.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 2009