Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gallardón amenaza con judicializar las elecciones en Caja Madrid

La comisión de control, el máximo órgano electoral, dilucidará hoy si las elecciones en Caja Madrid siguen la Ley de Cajas en vigor desde 2003 o la redactada por Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, el 31 de diciembre pasado, que le favorece.

La tensión es máxima entre los miembros de esta comisión, mientras los partidos y sindicatos ultiman sus posiciones. Tomás Gómez, secretario general del Partido Socialista de Madrid, sugirió anteayer un apoyo a la presidenta madrileña, lo que podría hacer que no salga adelante la destitución de Pablo Abejas, presidente de la comisión de control y hombre cercano a Aguirre.

Mientras tanto, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, uno de los más perjudicados por la modificación de la ley, amenazó ayer con recurrir a los tribunales. "Cuando haya un acto explícito en ejecución de la Ley de Cajas estudiaremos si puede ser recurrido", aseguró. Para Gallardón, entre Aguirre y él, hay "una diferencia de filosofía" en cuanto a la nueva ley de cajas. El Ayuntamiento de Madrid verá reducida su representación en los órganos de Caja Madrid del 70% al 30%. Para Gallardón, el problema "es que se prima a ciudadanos de otras localidades frente a los madrileños".

Por otro lado, Izquierda Unida arremetió ayer duramente contra Tomás Gómez y le acusó de "explícita complicidad" con Aguirre para ser su "comparsa en la desestabilización y control" de la entidad. Finalmente, IU invita al PSM a que rectifique su reciente trayectoria y restablezca el diálogo "imprescindible con el conjunto de las fuerzas sociales para diseñar una estrategia progresista y de izquierdas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de enero de 2009