MCC cree que el bajón de ventas va a cerrar algunas firmas de automoción

El vicepresidente de la división de automoción de Mondragon Corporación Cooperativa (MCC) José Ramón Goikoetxea, cree que lo peor de la crisis está todavía por llegar al sector y, en ese contexto, auguró el cierre de algunas empresas. Los empresarios y las empresas van a tener que aprender a convivir con una nueva situación de menos actividad, menores ventas y asociado a esto, de menores márgenes comerciales, porque en caso contrario no van a sobrevivir, señaló Goikoetxea en una entrevista en Radio Euskadi.

El sector auxiliar de automoción representa 17% del PIB de la comunidad autónoma y está compuesto por 300 empresas, que el pasado año facturaron 10.157 millones de euros y emplean a más de 60.000 personas. De ellas, 40.685 trabajan en Euskadi, lo que representa un 4,2% de la población empleada. A este sector hay que sumar la planta de Daimler Vitoria (Mercedes), con 97.000 vehículos fabricados el pasado año y una plantilla de 3.200 empleados. Entre MCC Automoción, Cie Automotive y Gestamp, el sector vasco acapara el 30% de toda la producción española.

Tres crisis

El responsable de Automoción del Grupo Mondragón describió ayer que el sector atraviesa por una situación muy problemática que reúne tres crisis superpuestas. En primer lugar, una crisis de confianza que está haciendo que el consumo se retraiga y retrase compromisos de compra. Después sería la crisis financiera, que afecta a la financiación del consumo y del tejido industrial, y finalmente una crisis del modelo de producción que se ha seguido hasta ahora.

Goikoetxea explicó que el principal problema actual es que existe una sobreproducción orientada hacia modelos de coches que están puestos en cuestión. La empresa estadounidense está mirando seriamente hacia los coches eléctricos como un segmento salvavidas para salir de la crisis. Los movimientos especulativos del petróleo, que llevaron a finales de año el precio del barril hasta los 150 dólares, han generado una profunda desconfianza en ese combustible fósil.

En ese contexto, el responsable de Mondragón Automoción dijo ayer que da la impresión de que la contracción del sector se va a mantener por lo menos hasta bien entrada la primera parte del 2009, y no sólo en los países industrializados sino, sobre todo, en las principales economías emergentes del mundo, que también están afectadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 14 de enero de 2009.

Lo más visto en...

Top 50