Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis se recrudece en la industria del automóvil

Las Navidades sólo han dado una tregua al drama laboral que vive la industria del automóvil, que afecta en global a unos 70.000 trabajadores en España. Ayer, tras el roscón de Reyes, volvió el temporal en Seat, Nissan, Estampaciones Sabadell, Acciona y Renault.

Los sindicatos de Seat y la compañía agotaron el plazo para alcanzar un acuerdo sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) temporal para 5.300 trabajadores en Barcelona, con lo que dejan la decisión en manos de la Generalitat. Ésta, que presentará hoy un plan de medidas para la automoción, acaba de autorizar a Acciona a despedir a 215 empleados de su filial Facility Services, que trabaja para Nissan y había presentado un ERE superior, para 322 personas.

De momento, la multinacional japonesa acordó ayer un calendario de reuniones para negociar el futuro de la fábrica, en el primer encuentro con los sindicatos después de que aceptase retirar el plan de 1.680 despidos en Barcelona por la suspensión temporal de empleo de 3.332 empleados.

Y Estampaciones Sabadell anunció a sus trabajadores que prepara un segundo recorte que afectará durante seis meses a 279 empleados de la planta barcelonesa de Palau Solità i Plegamans, tras el que ya presentó antes de Navidad para 226 empleados durante 30 días.

Renault

Renault anunció en París que baraja reducir la producción en 2009 entre un 20% y un 25% respecto a los niveles de 2008. De hecho, la compañía del rombo había reducido ya su producción un 50% en Europa occidental en el cuarto trimestre de 2008 para adaptarse a la caída de las ventas.

Tras cerrar la mayoría de las fábricas el pasado mes de diciembre, los trabajadores españoles han vuelto con otros expedientes temporales pendientes, de 60 días de parada de la producción en una de las fábricas de Valladolid, y 30 en el resto (una de motores vallisoletana y las plantas de Palencia y Sevilla).

Es el Ministerio de Trabajo el órgano que se debe pronunciar sobre estos ajustes porque afectan a distintas autonomías, aunque, informó la Cadena Ser, el Gobierno de Castilla y León ha autorizado el expediente de regulación de empleo (ERE) en Renault que va a afectar a 9.000 trabajadores de su planta en Valladolid en 2009.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de enero de 2009