Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy deja en manos del PP más duro la campaña de las europeas

Mayor Oreja repite candidatura a pesar de su oposición al líder popular

Jaime Mayor Oreja será de nuevo el cabeza de lista del Partido Popular para las elecciones europeas el próximo 7 de junio. El PP hizo pública ayer esta confirmación después de meses de especulaciones alimentadas por el líder del partido, Mariano Rajoy, que ha hecho esperar como nunca a un candidato que deseaba repetir en este puesto. Mayor es un representante indisimulado del ala dura del PP, que el pasado junio intentó mover la silla de Rajoy. En la escueta nota que ayer publicó el partido se destaca que "obtuvo el 40% de los votos en 2004" y que "ha desempeñado con notable éxito la jefatura del grupo popular de la Eurocámara".

El rival de Mayor Oreja en la campaña europea, es el ex ministro y líder del PSOE canario, Juan Fernando López Aguilar. Su nombre se conoce desde el verano, un año antes de la cita. Desde entonces, el político conservador vasco ha dejado muy claro que ansiaba repetir la candidatura. Pero también ha sido una de las cabezas visibles de la revuelta interna que sufrió Rajoy tras la derrota electoral de marzo. El presidente del PP le considera, además, responsable de las duras críticas y posterior dimisión de María San Gil, la ex presidenta del PP vasco, uno de los episodios más amargos de la historia reciente del partido.

Mayor ha padecido el mutismo del líder durante meses sobre este asunto

El sector más renovador maniobró para evitar su candidatura

MÁS INFORMACIÓN

Pasado el verano, el sector más renovador del partido alentó un intenso rumor interno proponiendo la candidatura de Alberto Ruiz-Gallardón para ese puesto y colocó a Mayor en una competición que quizá no esperaba. La consecuencia inmediata fue que dejó de criticar en público al presidente de su partido. A pesar de que el entorno de Rajoy confirmaba que él seguía siendo la primera opción, el mutismo del líder tuvo su efecto.

No sólo eso, sino que Mayor Oreja prácticamente ha desaparecido de los medios de comunicación desde entonces. No volvió a los titulares hasta que el 18 de diciembre, ante el estupor de su propio partido, Rajoy se ausentó del Congreso de los Diputados nada menos que en plena votación de los Presupuestos Generales del Estado, para irse a comier con Mayor Oreja. Allí le confirmó que sería el candidato europeo. A pesar de la atronadora evidencia, los comensales mantuvieron en secreto el contenido de aquella conversación. La candidatura de Mayor Oreja se hace pública con una nota de 12 líneas que parece referirse a un mero trámite.

Tradicionalmente, las europeas son unas elecciones que provocan mucho menos interés que las generales o las autonómicas. Una mayoría del electorado no percibe las consecuencias directas de su voto y por tanto las claves son muy diferentes.

Ante recientes encuestas que afirmaban que el PP ha sido incapaz de acercarse al PSOE a pesar de la crisis y el paro rampante, el partido reaccionó públicamente apostando por las tres elecciones de este año. Pero en Galicia están en declive tras tres mayorías absolutas, y en Euskadi, incluso mejorando, son una fuerza residual. El PP asume que se juega el año en las elecciones europeas. En esta cita, Mayor no sólo se enfrenta a López Aguilar, sino al ascenso de UPyD liderado por Rosa Díez, casualmente otra política antinacionalista vasca, con un discurso muy semejante, que derivó su carrera hacia el Parlamento Europeo. En ese contexto, Mayor parece el mejor antídoto contra el nuevo partido.

De Vitoria a Estrasburgo, 30 años de carrera política

Jaime Mayor Oreja (San Sebastián, 1951) comenzó su carrera política en UCD en 1977. Parlamentario autonómico desde 1980, tras la victoria del PP en 1996 desempeñó el cargo de ministro del Interior hasta 2001, cuando volvió a la política vasca y fue candidato a lehendakari. Político muy ligado a José María Aznar, la lucha antiterrorista ha sido su principal discurso. Desde 2004 es la voz del PP en Europa.

- Ministro en la tregua de ETA. En 1998, el Gobierno de José María Aznar hizo su primer y único intento de negociar un final para la banda terrorista ETA, tras una declaración de tregua por parte de ésta. Mayor Oreja era el ministro del Interior. "Estamos dispuestos a dialogar, a flexibilizar la política penitenciaria y a estudiar una reinserción de los miembros de ETA, hacer lo que sea necesario, sin exigencias previas, sin negociar la entrega de armas, pero la paz depende de ellos", dijo. El intento fracasó tras un año y una sola reunión con la banda.

- El candidato de Basta Ya! De vuelta a la política vasca, Mayor protagonizó en 2001 una campaña conjunta sin precedentes de los partidos de ámbito nacional, PP y PSOE, alentada por intelectuales como Fernando Savater, para desalojar al nacionalismo del Gobierno vasco. Se llamó Plataforma Basta ya! La campaña fracasó. Mayor no volvió a ser candidato y el socialista Nicolás Redondo Terreros, tampoco.

- A la derecha del PP Europeo. En la Eurocámara, Mayor ha evitado condenar el régimen franquista. Recientemente, en contra de buena parte del PPE, trató sin éxito de relacionar inmigración y terrorismo yihadista en un informe.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de enero de 2009

Más información