Fernández de la Vega ve intereses "partidarios" en la fecha electoral

Los socialistas y populares afirman estar preparados para el cambio político

El anuncio de la fecha elegida para la convocatoria de las elecciones autonómicas vascas ha intensificado el ambiente de precampaña en la política vasca. La decisión del lehendakari Juan José Ibarretxe de hacer coincidir las elecciones vascas con las gallegas, fijadas hace ya dos semanas para el próximo 1 de marzo, fue interpretado ayer por la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, como una decisión "partidaria", en respuesta a unos sondeos que no le son favorables. Socialistas y populares vascos coincidieron en señalar que el adelanto de la cita electoral al primer domingo de marzo es positiva y se encuentran preparados para la alternativa a un Gobierno tripartito que encuentran agotado y roto.

Barreda presenta al PP como "alternativa a pactos del pasado"
Patxi López dice que al 'lehendakari' "le han podido las prisas"

Fernández de la Vega señaló ayer en Nueva Delhi que "la premura del lehendakari responde más a intereses partidarios que de los ciudadanos", informa Georgina Higueras. La vicepresidenta, de viaje oficial en la India, interpretó que, ente unos sondeos que muestran un empate técnico entre el PNV y PSE, Ibarretxe "trata de frenar el ascenso del Partido Socialista de Euskadi" ante un clima social que demanda una alternativa en el Gobierno. "Es un esfuerzo inútil, porque los ciudadanos piden y quieren el cambio en Euskadi", añadió.

Fernández de la Vega comparó el deseo de cambio en Euskadi con el que impulsó la victoria de José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones generales de 2004 o el triunfo de Barak Obama en pasado mes de noviembre en los Estados Unidos.

El candidato socialista, Patxi López, explicó en su blog que la coincidencia de las elecciones vascas con las gallegas demuestra que "a Ibarretxe le han podido más las prisas que preservar la singularidad que hasta ahora habían tenido siempre las elecciones" al Parlamento vasco.

Pese al adelanto de las elecciones al primer domingo de marzo, López destaca que las elecciones son "bienvenidas". El portavoz del Partido Popular, Leopoldo Barreda, también mostró su satisfacción con el anuncio de la convocatoria electoral, a pesar de considerar que la fecha fue elegida a conveniencia de Ibarretxe. "Cuanto antes, mejor", dijo ayer en Bilbao.

Socialistas y populares presentan en la precampaña electoral su vocación de alternativa a un Gobierno nacionalista que consideran agotado y dividido. López señala entre sus prioridades el trabajo por "la deslegitimación ética y social del terrorismo" y la suma de fuerzas para "mejorar la convivencia y fortalecer el autogobierno".

Barreda considera al PP como la alternativa a "pactos del pasado", en referencia a los acuerdos entre el PNV y PSE. El portavoz popular criticó que los socialistas hayan apoyado a lo largo de la legislatura al "Gobierno nacionalista más radical de la historia". Cree el portavoz popular que la coincidencia de las elecciones vascas y gallegas no perjudicara a su partido, porque "mantienen el mismo mensaje en todas partes". Barreda también se reafirmó como "alternativa fiable" a los pactos "a la catalana" y a las políticas económicas de los Gobiernos de Zapatero e Ibarretxe. Y defendió que las elecciones autonómicas no sirvan sólo para cambiar políticos, sino para alumbrar nuevas políticas en las que tengan preferencia la lucha contra la crisis económica y la defensa de las libertades.

Por su parte, Ezker Batua pidió al Gobierno central que no utilice la Ley de Partidos en su propio beneficio. El portavoz de la Presidencia de EB, Mikel Arana, hizo un llamamiento a Zapatero para que "no decida si permite presentarse a la izquierda abertzale o no" en los próximos comicios "según sus propios cálculos electorales". Al PNV y el PSE, Arana les reclamó que "no caigan en la tentación del bipartidismo" y exigió igualdad de condiciones para todas las fuerzas políticas en la presentación de sus propuestas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS