Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rachida Dati da a luz a una niña en París

La ministra de Justicia francesa se ha negado a revelar la identidad del padre

Rachida Dati, la popular ministra de Justicia de Francia, dio a luz el viernes pasado a una niña en una clínica privada del exclusivo barrio XVI, de París. La pequeña se llamará Zohra, en homenaje a la abuela, Fátima-Zohra, y sólo impedirá a la madre apartarse de su trabajo "una semanita", según confesó ella misma hace un tiempo. Ha sido el embarazo más comentado en Francia desde hace meses. No sólo por la negativa de Dati, de 43 años, a revelar quién es el padre (con la consecuente riada de rumores especulativos), sino porque la ministra ha sido y es una de las figuras más famosas, controvertidas y contradictorias del Gabinete de Nicolas Sarkozy. De origen magrebí, de familia inmigrante muy humilde de 10 hermanos, la ambiciosa y trabajadora Rachida Dati se convirtió pronto en un símbolo de la Francia multiétnica.

Autoritaria, algo superficial y abonada al glamour de salir en las revistas de lujo vestida de modelo, tardó muy poco en ganarse el odio (y el desprecio) de las elitistas asociaciones de jueces de Francia. Desde el verano ha soportado, semana tras semana, críticas a su gestión desde todas las esquinas políticas, manifestaciones de magistrados con la toga puesta y hasta cierto alejamiento del que fue su mentor y valedor, el mismísimo Sarkozy. Ahora mismo, está más cuestionada que nunca y muchos pronostican su salida del Gobierno en enero.

En septiembre, cuando se hizo público el embarazo y se le inquirió por el padre, se limitó a responder: "Mi vida sentimental es complicada. Es todo lo que diré sobre el asunto". La cuestión alimentó ciertos mentideros en un país que respeta al milímetro la vida privada de los políticos. Y no tardaron en salir candidatos. Uno de ellos, el ex presidente del Gobierno español, José María Aznar, al que una publicación marroquí en Internet señalaba como el padre. Ayer mismo, otra publicación en Internet, esta vez francesa, Bakchich info, insistía en atribuir al ex presidente español la paternidad citando una fuente anónima próxima a Sarkozy. Ya en septiembre, desde la oficina de FAES en Madrid, de la que Aznar es presidente, se emitió un rotundo comunicado para acallar las especulaciones en el que se calificaba el rumor como de "total y completa falsedad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de enero de 2009