Tres horas esperando en el interior de un avión

Todo el enfado y la tensión que se vivía ayer en el aeropuerto de Barajas estaba tras los controles que dan acceso a las puertas de embarque. "Hay cabreo y mucha gente preguntando en los puestos de información a qué se deben los retrasos pero nadie dice nada", comentó ayer Santi Rello, un pasajero de Iberia con destino a París cuyo vuelo empezaba a retrasarse. En algunos casos, las demoras se prolongaron durante todo el día. El relato de Lorena Pérez, una mujer de 32 años que se marchaba con su madre de vacaciones a Panamá, sirve para hacerse una idea de lo que tuvieron que pasar ayer algunos pasajeros: "Teníamos que salir a las 12.05. A las 12.30 embarcamos; luego nos dicen que hay un problema técnico y más tarde nos avisan de que la torre de control no les da permiso para salir. En total, hemos pasado tres horas y media en el avión. Los que peor lo han pasado han sido los niños. Luego nos han hecho bajar. No nos han dado información oficial pero las azafatas nos decían que todo esto era por una huelga de celo de los controladores aéreos. Lo siguiente ha sido llevarnos a un hotel. No hemos comido hasta las seis de la tarde. Primero nos han dicho que nos recogerán a las 00.30, pero hace poco nos han comunicado que no, que a las 2.30. Ya no me creo nada. Igual salimos mañana. Quiero que se sepa todo esto porque está causando muchos problemas".

Más información

También perdieron el tiempo los que tenían que ir a Madrid. José Augusto Sánchez tenía que salir a las 17.40 de Alicante para llegar a la capital. Su última llamada a este periódico anunciaba una nueva hora de salida, las 21.30. "El problema es sobre todo la falta de información. No sabemos si saldremos finalmente o no. Uno de los pasajeros se ha ido al mostrador de Iberia y les ha pedido que le dijeran qué pasaba o les denunciaría. 'Aquí no se viene a amenazar', le han contestado los de la compañía"`, explicó el pasajero.

El móvil de Augusto enviaba poco después la foto de uno de los paneles informativos con nuevos retrasos. El título del mensaje era "¿Embarcaremos al final?"

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de enero de 2009.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50