Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

2008 se cierra con 559 muertos menos en la carretera, el mayor descenso de la historia

El año que acaba de concluir ha sido uno de los menos trágicos en las carreteras desde que hay estadísticas y en el que se ha producido el mayor descenso de víctimas de la historia. Hay que remontarse al menos hasta 1964 para encontrar un dato semejante, aunque ese año circulaba en torno a un millón de vehículos y ahora son casi 30 millones. A falta de los resultados definitivos, 2008 se ha cerrado con unos 2.182 fallecidos en las carreteras españolas, un 20,3% menos que el año anterior, una caída sin precedentes. En 2004, la reducción fue del 13,9%; en 2005, el 5,1%; en 2006, el 9,5%, y en 2007, el 9,1%. En vidas humanas esto supone que en 2008 se han evitado unas 559 muertes con respecto a 2007.

Es el quinto año consecutivo de descensos. Desde 2003, el porcentaje acumulado de bajada del número de víctimas mortales alcanza el 45,8% (1.847 muertos menos). Entonces fallecieron 4.029 personas en siniestros de circulación. Y se ha pasado de 11 fallecidos diarios a 5,9. Según las estadísticas de Tráfico, cada dos días del año que ha terminado ha habido tres víctimas mortales menos que el anterior. Aunque estos datos no incluyen las personas que pierden la vida en zonas urbanas, donde el último dato conocido, el de 2007, indica que murieron 741 personas. La reducción, a la que ha ayudado la crisis económica, ya que el número de desplazamientos ha bajado en torno al 10%, ha sido sostenida. Todos los meses, salvo julio y agosto, han registrado menos de 200 fallecidos. En julio, perdieron la vida en la carretera 231 personas y en agosto, 216. También se ha reducido significativamente con respecto a 2007, sobre el 25%, el número de heridos graves, que en la mayoría de los casos arrastran secuelas de por vida.

Aún así, las carreteras españolas siguen siendo el trágico escenario donde decenas de personas pierden la vida. Desde que comenzó la Operación Navidad de la DGT, el día 19 de diciembre, y hasta las ocho de la tarde de ayer, murieron 76 personas y otras 40 han resultado heridas graves.

En 2009, los responsables de la seguridad vial intentarán que no se produzca un repunte de la mortalidad con la aplicación de un sistema sancionador más estricto y con la colocación de más radares fijos. También tratarán de aprovechar el margen que aún puede tener el carné por puntos en su tercer año de funcionamiento y el castigo de las conductas más peligrosas contempladas en la reforma del Código Penal puesta en marcha hace un año.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 2 de enero de 2009