Salvem el Botànic envía sus Papa Noel al Ayuntamiento

Barberá agita su presupuesto para provocar a la oposición

La carta de Salvem el Botànic no llegó a las manos de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, como se pretendía, pero sí a las de los Reyes Magos. Cuatro miembros de esta plataforma ciudadana, que batalla desde hace años porque no se construya en el entorno del Jardí Botànic un gran complejo hotelero, se plantaron ayer disfrazados de Papá Noel a las puertas del Ayuntamiento, coincidiendo con el último pleno del año, para entregarle a Barberá un escrito pidiéndole que no conceda licencias de construcción en el entorno del jardín, declarado Bien de Interés Cultural (BIC).

El promotor presentó el pasado julio al Ayuntamiento el proyecto del complejo y desde entonces nada se sabe. La plataforma no quiere que este asunto se olvide y, como en Navidades pasadas, recordaron con esta acción al equipo de gobierno local que preserve esta zona de nuevas edificaciones para no afectar al jardín.

El PP rechaza el billete gratuito de EMT para menores y pensionistas

Como no pudieron entregar de manera simbólica la carta -que ya pasaron por el registro municipal unos días antes- a la alcaldesa, cruzaron a la plaza y, también de modo simbólico, entregaron su carta a los Reyes Magos del Belén instalado frente al Ayuntamiento.

Barberá evitó todo contacto con cualquier Papá Noel y optó por la gresca con la oposición para subrayar la amplia mayoría que disfruta el PP en el pleno municipal. No estaba previsto en el orden del día del último pleno del año, pero Barberá esgrimió cómo el presupuesto municipal para 2009 quedó aprobado porque las comisiones correspondientes ya habían dado su visto bueno y no se había aceptado ninguna alegación de las asociaciones de vecinos por defectos de forma. El gesto provocó una airada respuesta de Juan Ferrer, portavoz socialista, quien acusó a Barberá de hurtar a los ciudadanos el debate del presupuesto municipal.

El PP rechazó también dos mociones de la oposición socialista para garantizar la gratuidad de la EMT a los menores de 12 años y a los pensionistas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS