Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pakistán mueve tropas a la frontera india

El Gobierno de Nueva Delhi pide a sus cuidadanos que no viajen al país vecino

Pakistán ha comenzado a trasladar tropas hacia su frontera con India desde la provincia que linda con Afganistán, donde Estados Unidos presiona a Islamabad para que combata a los talibanes. El Gobierno paquistaní también ha cancelado los permisos militares, dentro de un aumento de la tensión con Nueva Delhi, informaron ayer fuentes oficiales.

Un alto militar paquistaní declaró en una entrevista que la decisión de recortar drásticamente los permisos se ha tomado "a la vista de la situación actual", en una clara referencia al creciente deterioro de las relaciones con su vecino desde los atentados contra Bombay del mes pasado. El militar agregó que la fuerza área paquistaní se mantiene "vigilante" y en "alerta" por la misma razón.

El Ejecutivo de Islamabad ha cancelado permisos militares

Otro alto oficial del Ejército paquistaní destacó que no se estaban enviado tropas suplementarias, pero sí confirmó los movimientos de efectivos y las restricciones en los permisos. "Hay una razón obvia para esto", afirmó.

Este movimiento de efectivos se ha producido mientras las autoridades de Nueva Delhi han pedido a sus ciudadanos que no viajen a Pakistán a causa del aumento de la tensión, sobre todo desde que varios ciudadanos indios han sido detenidos en conexión con un atentado con bomba en la ciudad paquistaní de Lahore.

Los tropas paquistaníes están siendo trasladadas desde las zonas tribales del noroeste, donde los militares están combatiendo en numerosos frentes a los talibanes, que se mueven a un lado y otro de la frontera con Afganistán. Las fuentes militares indicaron que "algunas tropas, en un número limitado, están siendo retiradas de zonas en las que actualmente no se están produciendo operaciones" o donde el invierno ha limitado mucho su capacidad de movimiento.

Los militares paquistaníes se negaron a precisar la zona en la que estaban siendo desplegadas las tropas, aunque la agencia Associated Press, citando a miembros de los servicios secretos paquistaníes, señaló que unos 20.000 efectivos de la 14ª División del Ejército paquistaní estaban moviéndose hacia Kasur y Sialkot, cerca de la frontera india. Sin embargo, oficialmente no se había confirmado anoche ni el lugar de partida ni el de llegada de las tropas.

En India, el primer ministro, Manmohan Singh, se reunió con los responsables de las Fuerzas Armadas y discutió la situación. "Un encuentro estaba previsto con los responsables del Ejército para otros asuntos, pero naturalmente se habló de la situación actual", afirmó a la agencia Reuters un portavoz del primer ministro indio, que destacó que el asesor nacional de seguridad, M.K. Narayanan, estuvo también presente en la reunión.

Estos acontecimientos se producen mientras la tensión entre las dos potencias nucleares vecinas, que han librado tres guerras desde 1947, no ha hecho más que aumentar desde que, hace un mes, una oleada de ataques terroristas contra Bombay dejó 171 muertos.

Tanto las autoridades indias como las estadounidenses acusaron a un grupo terrorista paquistaní que tiene viejos lazos con los servicios de espionaje de este país. Sin embargo, el Gobierno de Pakistán se ha defendido aduciendo que no había pruebas.

Estos movimientos de tropas desde la zonas tribales también representan un revés para la estrategia de Estados Unidos en la zona. Washington cuenta con el Ejército paquistaní para combatir a los talibanes, que se mueven a sus anchas en los dos lados de la porosa frontera que separa Pakistán de Afganistán.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de diciembre de 2008