El tranvía llega hoy a Vitoria con la obsesión por la seguridad

El Ayuntamiento recuerda a peatones, coches y bicis que no tienen prioridad

Con el tranvía llegan hoy a Vitoria la obsesión por la seguridad y la reorganización de los autobuses públicos. En el caso de la seguridad, este interés queda patente en las medidas que ha anunciado el equipo de gobierno socialista de la capital alavesa, que la oposición quiere matizar con sus sugerencias. El concejal de Seguridad Ciudadana, José Manuel Bully, volvió a recordar ayer en una rueda de prensa que "el tranvía tiene prioridad siempre", aviso para conductores y peatones, pero sobre todo para quienes se desplazan en bicicleta, el transporte predilecto de los vitorianos.

"No se debe estacionar en el trazado de la vía", advirtió el edil socialista, como llevan recordando los agentes de la Policía Local con sus boletines de multas. Durante estos últimos días, mientras el tranvía circulaba en pruebas por la ciudad, se ha repetido la imagen de los policías urbanos, pasajeros en el convoy, bajando del tranvía para endosar la correspondiente sanción a todos los vehículos que impedían pasar al tren.

Bully insistió en que los conductores deberán recordar la preferencia del tranvía cuando el pavimento esté marcado por una cuadrícula amarilla. Sin olvidar, que en las salidas de los garajes a lo largo del recorrido, el nuevo medio de transporte tiene siempre preferencia.

El concejal de Movilidad y Transporte, Joaquín Esteban, anunció algunas de las modificaciones que motivará la llegada del tranvía en la red de autobuses urbanos, entre las que destacó la desaparición, a partir de mañana, de la línea 13, conocida como Txagorritxu, que realiza un recorrido paralelo al del tranvía con salida en el barrio de Lakua. Los cuatro vehículos que prestaban servicio en este itinerario se trasladarán a las líneas 9 (Salburua-Zabalgana) y 18 (Armentia-Errakaleor), cuya frecuencia se reducirá de los 30 minutos actuales a sólo 20.

El PNV pidió al equipo de gobierno una rectificación con el fin de que los autobuses urbanos no crucen la calle General Álava, quizás el paso más problemático del tranvía en el centro de la ciudad. "Nos parece un error garrafal. Además, los socialistas, de forma unilateral, han puesto en la picota los consensos en materia de movilidad alcanzados hasta ahora en la corporación", recalcó la concejal nacionalista Malentxo Arruabarrena. El PNV apuesta por mantener de forma definitiva el paso de los autocares por las calles adyacentes Ortiz de Zárate y Florida.

Ante estas críticas, el edil Joaquín Esteban señaló que, "mientras General Álava ha estado cortada, se ha tenido que reforzar el trazado alternativo, con frecuentes problemas para la circulación en el centro". "Nos ha parecido la mejor solución", concluyó, la vuelta a los itinerarios anteriores al comienzo de las obras del tranvía". El PP pidió que se coloquen más bolardos luminosos en las zonas peatonales que cruzan el trazado del tranvía y aumentar las advertencias de seguridad sobre la pavimentación en estos pasos.

Fiesta inaugural

- Con el tranvía también llegará hoy la fiesta a las calles de Vitoria. La capital alavesa estará amenizada durante toda la jornada por el sonido de la trikitixa y de la fanfarria Kilkir.

- Los personajes del programa de ETB Betizu viajarán en el tranvía de una a dos de la tarde. Por la tarde, protagonizarán talleres para los niños, en la carpa expositiva sobre el tranvía ubicada en la plaza de Santa Bárbara

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 22 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50