Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dos hoteles de lujo atacados en Bombay vuelven a abrir

Los periódicos de India llevaban ayer publicidad del hotel Taj Mahal Palace: "Bienvenido a casa otra vez". El Taj Mahal y el Oberoi-Trident, los dos hoteles de lujo que sufrieron los ataques terroristas en Bombay el pasado 26 de noviembre, reabrieron ayer sus puertas. En éstos y otros ocho puntos emblemáticos de la capital económica de India, 10 terroristas lanzaron granadas y dispararon indiscriminadamente hasta causar 179 muertos y cientos de heridos, además de tomar rehenes de varias nacionalidades durante 60 horas.

La reapertura del Taj Mahal y el Oberoi-Trident (sólo de las zonas menos dañadas) estuvo marcada por ceremonias multirreligiosas en los mismos vestíbulos de recepción donde hace menos de un mes se vivió el horror. En ambos hoteles murieron unas 75 personas, entre clientes y empleados.

Las medidas de seguridad durante la reapertura de los hoteles eran ayer extremas. "Habrá escáneres de maletas, detectores de metales y se revisará la identidad de cada huésped", dijo en una conferencia de prensa el presidente de Hoteles Oberoi, Rattan Keswani. La policía envió también perros adiestrados en la detección de explosivos.

El Taj Mahal ha dado asesoramiento psicológico a sus empleados tras el ataque y los ha entrenado para que estén alerta. "Aunque son un poco molestas, apoyo totalmente estas medidas de seguridad. Las amenazas son reales", dijo Sachin Bhibe, uno de los clientes. El vicepresidente del grupo Taj, Krishna Kumar, reconoció que en septiembre las fuerzas de seguridad habían alertado de un posible ataque, pero que se habían reducido las medidas especiales de seguridad ante las quejas de los clientes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 22 de diciembre de 2008