Badalona apuesta por potenciar el turismo de negocios

La ciudad tendrá cuatro nuevos hoteles para acoger visitantes

Vivir a la sombra de una gran ciudad como Barcelona obliga a agudizar el ingenio en la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio. Sin embargo, y lejos de ver la proximidad de Barcelona como una desventaja, Badalona ha decidido aprovechar que está en su área de influencia para apostar por el turismo de negocios, y en los próximos cuatro años tendrá en marcha cuatro nuevos hoteles en la avenida de Navarra, el puerto y junto al Magic BDN. La oferta de habitaciones y salones de congresos permitirá acoger el excedente de visitantes que no pueda hospedar Barcelona durante los días de mayor ocupación, pero también dará respuesta a las necesidades de la ciudad, entre ellas las que se derivan de su actividad económica.

Se aprovechará la cercanía de Barcelona y la oferta comercial y cultural

Badalona ha ganado desde 2003 nuevos polígonos industriales: Les Guixeres (250 empresas), Bonavista (150) y el parque empresarial Gran Land (227), y entre sus objetivos futuros, y cuando la situación económica lo permita, la ciudad quiere ampliar el Badalona Centre Internacional de Negocis (BCIN), actualmente al 100% de ocupación. El Ayuntamiento también confía en que la operación sirva para dinamizar la actividad cultural, deportiva, comercial y sanitaria de la ciudad.

"Queremos aprovechar que estamos cerca de Barcelona y bien comunicados con ella para atraer a aquellos que no se quieren hospedar en una gran ciudad", dice el concejal de Promoción Económica del Ayuntamiento de Badalona, Francesc Serrano. Uno de los argumentos de venta para los nuevos hoteles será "ofrecer alojamiento a las afueras de la capital catalana, pero a escasos 10 kilómetros del Liceo o el Camp Nou", explican en el Consistorio. Si el turista se decanta finalmente por Badalona, el objetivo es que pase el mayor tiempo posible disfrutando de sus servicios. "La ciudad tiene cinco kilómetros de playa, las terceras ruinas romanas en importancia de Cataluña, un puerto deportivo, la sierra de Marina y varios ejes comerciales, la calle del Mar y el futuro El Corte Inglés entre algunos de sus atractivos", subraya Serrano.

Este año, el Consistorio ha considerado la posibilidad de ampliar el BCIN, un vivero de empresas y centro de congresos que se ha quedado pequeño desde su construcción en 1992. Aunque la inversión en el centro y las gestiones para acoger en él un congreso anual tendrán que esperar a que escampe el temporal que ha traído consigo la crisis.

Hasta este año, Badalona contaba sólo con 300 plazas hoteleras repartidas entre el hotel Miramar, en las Ramblas, y los hostales que hay en la ciudad. A esa oferta se han sumado ya las 284 del complejo de cuatro estrellas que construyó Reyal Urbis junto a una nueva residencia geriátrica en la avenida de Navarra, por debajo de la autopista C-31. "Como decía Hilton, lo más importante para un hotel es su ubicación", subraya Juan Escudero, director general de Rafael Hoteles, empresa gestora del futuro complejo.

Marina Badalona, la empresa que gestiona el puerto, ya tiene redactado otro de los futuros proyectos de la ciudad. Un hotel de entre cuatro y cinco estrellas en primera línea de playa que se construirá junto a un centro comercial y un centro de convenciones, para satisfacer las necesidades del puerto deportivo y la zona industrial del sur de la ciudad. No se prevé, en cambio, la construcción de ninguna discoteca, porque se quieren evitar conflictos en el entorno del puerto, según Marina Badalona.

El complejo hotelero tendrá 300 habitaciones y con sus 10 plantas se pretende convertirla en una referencia dentro de la nueva fachada marítima de Badalona. La ciudad se ha abierto al mar y han construido viviendas allí donde antes había viejas fábricas. Seguramente, este cambio de orientación será todavía más visible cuando esté terminado el canal que conectará el puerto con el centro lúdico Magic BDN (ciudad europea del baloncesto), junto al pabellón del Club Joventut de Badalona. Allí se construirán dos hoteles más de dos y tres estrellas, que pertenecerán a las cadenas Ibis y Etap, y sumarán en total 240 habitaciones.

Serrano avanza que a medio plazo esta oferta de cuatro hoteles se podría ampliar con tres más: uno muy cerca de Montgat y el BCIN, en el polígono de Les Guixeres; otro en Montigalà, y otro cerca del hospital de Can Ruti.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción