Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:DESAYUNO CON... JOSÉ A. CARDOSO

"Las vacas serán más tranquilitas que los cadáveres"

Nada hay en Bodies que no esté en tratados de anatomía. Nada excepto los músculos, los huesos, las arterias, las vísceras, los cuerpos. Algún día fueron los músculos, los huesos, las arterias, las vísceras y los cuerpos de personas. De chinos anónimos. Tal vez encarcelados, tal vez torturados, tal vez ninguna de estas cosas. Allá donde va, las sospechas acompañan a esta exposición, que sólo en Madrid atrajo 220.000 visitas. "Pero no es fácil encontrar lugares con condiciones para esta exposición", aclara el director de Bodies en España, José Antonio Cardoso (Maputo, Mozambique, 1971).

Más fácil es avivar el morbo, al que contribuyó la organizadora, Premier Exhibitions, al reconocer en Nueva York que desconocía el origen de los cuerpos. "La polémica ayuda a traer personas, pero no la buscamos", sostiene ante un café cortado este emprendedor portugués, que en su primer año en España todavía no se ha adaptado al reloj de las comidas: "Los portugueses tenemos mañanas cortas y tardes largas; los españoles tenéis mañanas largas y tardes cortas". También se siente un poco perdido: abundan los españoles que prosperan en Portugal pero escasean los portugueses que se atrevan en España. Él, que tiene toda una filosofía sobre la democratización de la cultura y el conocimiento, es uno de ellos. Con Bodies, controversias al margen, acertó.

El promotor de la exposición 'Bodies' prepara 'Cow Parade' o el arte del rebaño

Es un valor seguro. Tres millones de personas en todo el mundo han contemplado los cuerpos, facilitados por la Compañía de Plastinación de la Universidad Médica de Dalian (China), sin identificar. La fiscalía de Nueva York forzó una investigación de la organizadora, que concluyó sin poder certificar que su origen no atenta contra la ética. "Son cuerpos no reclamados tras la muerte, recogidos por la policía china y entregados a universidades para investigación y educación", declaró la empresa. "Ha habido órganos polimerizados que han entrado en España para seminarios. ¿Cuál es la diferencia con esta exposición? El impacto por romper un tabú es el éxito de Bodies", tercia Cardoso, embarcado ahora en otro proyecto que esparcirá por Madrid un rebaño de vacas, la Cow Parade.

-Las vacas son más inocentes que los bodies.

-Claro que sí. Las vacas son mucho más tranquilitas.

-¿Qué prefiere?

-Me gustan las dos. Hago las cosas por amor. Cow Parade es difícil, trabajamos sin taquilla con 100 artistas, patrocinadores, colegios y ONG. Bodies es un lujo para la ciencia, una oportunidad única de cómo se puede y se debe traspasar el conocimiento.

En Nueva York, por orden del fiscal, los futuros "especímenes" que se exhiban tendrán que estar identificados, con la causa de la muerte descrita y el consentimiento firmado a ser exhibidos. En Madrid no ha habido polémica por la exposición de una decena de cuerpos -uno loncheado como para la plancha-, varios fetos y una piel humana sin humano dentro. Algún visitante expresó su malestar por escrito: "Es atroz saber que sus cuerpos no fueron reclamados por sus familiares en China". La mayoría, sin embargo, la celebró. Cada cual con su singularidad: "Me ha gustado mucho, pero la primera vez me ha dado ganas de vomitar". "Me voy a comer unos callos increíbles". "Suerte en la sístole y diástole que llaman vida".

Terraza Häagen-Dazs. Madrid

- Café solo: 1,40 euros.

- Dos cafés con leche: 3.

Total: 4,40 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de diciembre de 2008

Más información