Proyecto de edificio-periscopio para la nueva estación de Vigo

Los viajeros que entren en Vigo por AVE podrán apreciar, desde el andén, el paisaje de la ría que se divisará directamente desde la terraza del edificio, a 15 metros de altura, que a su vez formará una plaza de 40.000 metros cuadrados en la que se abrirá un lucernario que, mediante un sistema de espejos, funcionará como periscopio para los usuarios del edificio desde las propias vías. Fue la idea más chocante de las comunicadas por Tom Mayne, el arquitecto encargado del proyecto de nueva estación intermodal de Vigo, durante su segunda visita a la ciudad. El proyecto no será visible, en imágenes o maqueta, hasta dentro de dos o tres meses, según señalaron el arquitecto y el alcalde, Abel Caballero, quien, no obstante, lo calificó de "obra genial, que va a hacer que Vigo dé la vuelta al mundo".

Mayne volvió a subrayar el carácter "único y extraordinario del emplazamiento", el de la actual estación ferroviaria. El edificio que proyecta tendrá dos entradas y varias plantas dedicadas a aparcamiento y a centro comercial. El emplazamiento lo convertirá en un centro urbano con enormes posibilidades de disfrute ciudadano en la terraza/plaza, con graderíos, miradores, cafeterías y un paseo por el borde, con forma de arco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS