_
_
_
_
_

Aguas paga 3.000 euros diarios para avalar la OPA

La CNMV exige garantías a la empresa por si Suez acude

Miquel Alberola

La comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha exigido a Aguas de Valencia que contemple la posibilidad de que Suez Environnement, que posee el 33% de las acciones del grupo, acuda a la OPA de exclusión para desprenderse de sus títulos. Este requisito, unido a las maniobras judiciales dilatorias de la compañía francesa, ha retrasado la elaboración del folleto y su aprobación por parte de la CMNV, que estaba prevista para finales de año.

Aguas de Valencia, controlada por la sociedad Agval con el 60,68% de las acciones, aprobó la salida de Bolsa a finales de junio como consecuencia del imperativo de la CNMV, ya que no se cumplían los dos parámetros para permanecer en ella (la frecuencia y el volumen de contratación) y resultaba imposible hacer una oferta pública porque el 93,99% del capital está en manos de accionistas.

La compañía confía en que el folleto esté aprobado a mediados de febrero

Como consecuencia de la posible ampliación de capital derivada de la OPA, Agval ha tenido que hacer una provisión de 60 millones de euros, que, junto a los avales que ha tenido que aportar por el 39% de las acciones que pretende comprar a 150 euros, le supone un gasto de 3.000 euros diarios en concepto de intereses.

Aguas de Valencia confía en que tendrá el folleto elaborado a finales de semana y que a mediados de febrero podría estar aprobado. En ese momento, según fuentes de la entidad, "en Suez", que se opone a la OPA de exclusión, "alguien tendrá que tomar decisiones". El portavoz del grupo francés, Bertrand Camus, manifestó hace unos meses su voluntad de permanecer en Aguas de Valencia aunque no cotizase en Bolsa.

La entrada de la multinacional francesa en el accionariado de Aguas de Valencia, tras comprar los títulos de Saur por más del doble de lo que valían en el mercado, tensó la vida de la entidad. Agval bloqueó la posibilidad de que los franceses ocuparan cinco sillones del consejo de administración y nombró otros cinco consejeros por cooptación con un argumento de fondo: la presencia mayoritaria de Suez, en alianza con la Caixa, en Aguas de Barcelona, que es la principal competidora de Aguas de Valencia.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por otra parte, Aguas de Valencia explicó ayer que la crisis, que no afecta al consumo de agua, sin embargo, está incidiendo en los planes de expansión de la compañía. La falta de dinero está empujando a muchos ayuntamientos valencianos a privatizar la gestión del canon del agua, con lo que Aguas está forzada a competir en todos los concursos para afianzarse en su territorio y aplazar su penetración en otros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Miquel Alberola
Forma parte de la redacción de EL PAÍS desde 1995, en la que, entre otros cometidos, ha sido corresponsal en el Congreso de los Diputados, el Senado y la Casa del Rey en los años de congestión institucional y moción de censura. Fue delegado del periódico en la Comunidad Valenciana y, antes, subdirector del semanario El Temps.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_