El PSE aboga por una cultura "sin dirigismos ni exclusiones"

Los socialistas presentan mañana su decálogo político

Los socialistas vascos aspiran a promover una cultura desde la pluralidad, "sin dirigismos ni exclusiones por razones políticas, ni estéticas, ni de pensamiento". El secretario general del PSE y su candidato a lehendakari, Patxi López, presentará mañana en Bilbao los diez criterios para lograr la política cultural abierta que pondrá en práctica su partido si llega a Ajuria Enea.

El documento, al que ha tenido acceso EL PAÍS, especifica que ese respeto con la diversidad ciudadana debe alcanzar a los medios de comunicación públicos en Euskadi, "que no pueden seguir siendo objeto de manipulación interesada para imponer la ideología propia del grupo gobernante de turno".

Pese a reconocer que en los últimos años todas las administraciones vascas han invertido en equipamientos, en potenciar industrias culturales o en programación y creación, los socialistas creen que se ha hecho de forma desigual, por lo que subsisten "importantes carencias y desigualdades territoriales que hay que corregir". "Se hace necesaria una administración cultural transparente y democrática que enmiende los errores cometidos", apuntan los socialistas en su manifiesto Cultura Abierta.

"El grupo EITB debe abandonar el monolitismo ideológico", apunta

Los diez criterios son estos:

- "Promover una cultura abierta, democrática y de calidad (...) sin dirigismos ni exclusiones por razones políticas, ni estéticas ni de pensamiento".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

- "Coordinar las políticas culturales, que están dispersas y deficientemente reguladas (...) Evitar que la acción cultural se convierta en operación de marketing de sus promotores, grupos o fracciones políticas".

- "Planificar en el medio y largo plazo, atendiendo la formación de los creadores, la producción y la difusión. Un desarrollo cultural equilibrado no puede ser fruto de la improvisación".

- "Proteger y fomentar toda la producción cultural, tanto la realizada en euskera, como la que se expresa en castellano, con el criterio en ambos casos de considerar la demanda social y la calidad de las propuestas. El idioma no debe convertirse en en elemento de división de la cultura producida en Euskadi".

- "Detectar lo emergente, apostando por los nuevos creadores".

- "Desplegar la acción cultural en todo el territorio, otorgando protagonismo y recursos a las actividades culturales locales".

- "En el mundo globalizado, preservar lo propio no puede basarse actitudes reactivas, sino en hacerlo competitivo".

- "Invertir en cultura. La mayor parte de los creadores culturales desarrolla su trabajo en pequeñas medianas estructura de producción y requiere políticas específicas de apoyos similares a las que reciben en otros sectores las pymes".

- "Implicar a la iniciativa privada en la promoción de la creación y difusión cultural, en cooperación con las instituciones públicas. La participación de la sociedad civil en la financiación de la cultura es una garantía de libertad e independencia".

- "Abordar un replanteamiento general de la función social del Grupo EITB, que debe abandonar el monolitismo ideológico actual para convertirse en una estructura abierta en términos de independencia, transparencia, defensa del pluralismo, objetividad informativa y dignidad cultural".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS