Pakistán lanza una ofensiva contra los islamistas

Pakistán lanzó la noche del jueves una amplia ofensiva contra las redes islamistas cercanas al grupo Lashkar e Toiba, acusado de haber perpetrado los ataques de Bombay, que dejaron 179 muertos a finales de noviembre. Bajo una creciente presión internacional, las autoridades detuvieron a decenas de radicales y clausuraron varias oficinas de organizaciones islámicas de caridad.

Las redadas estaban dirigidas contra Jaamat-ud-Dawa, una fundación acusada de ser la fachada de Lashkar e Toiba, proscrito en 2002. El pasado jueves, el Consejo de Seguridad de la ONU incluyó a la fundación y al fundador de Lashkar, Hafiz Said, en la lista de terroristas vinculados a Al Qaeda. Algunos expertos, sin embargo, dudan de la eficacia de la operación, dado el apoyo del Ejército paquistaní a grupos islamistas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS