Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cádiz respalda a jóvenes dibujantes de cómic

Antonio García y Javier Gil difunden a nuevos creadores desde LP Editorial

Una reina enseña a un conquistador las piezas que ha conseguido arrebatar a sus predecesores. El invasor no entiende las victorias de un país de débil ejército y sin murallas protectoras. La reina se lo explica sin necesidad apenas de palabras. El final de esta historia dibujada por Irene Rodríguez se puede descubrir en las páginas del número 2 de la revista La Parada, publicada por LP Editorial, una joven iniciativa que pretende difundir las excelencias del cómic nacional. Jóvenes talentos, que buscan espacio para desarrollar sus viñetas, han encontrado aquí una plataforma perfecta.

Antonio García y Javier Gil emprendieron la publicación de La Parada Magazine el año pasado tras los intercambios de dibujos entre amigos y la realización de fanzines hasta la puesta en marcha de su propia editorial. "Fue un salto a la calidad y lo quisimos hacer con nuestra propia empresa, aunque fuera pequeña, pero con el objetivo de conseguir una distribución nacional", explica Gil. Su apuesta contó rápidamente con el apoyo de autores noveles, deseosos de contar con lugares donde desarrollarse como creadores, y también de incipientes dibujantes y guionistas que han empezado a hacerse un hueco como ganadores de concursos.

Entre esos dibujantes está Irene Rodríguez, quien se ha sumado a la revista en su número 2. Son siete páginas en las que, en blanco negro y estilo manga, desmenuza La reina Delloreen y el espíritu del viento. Su protagonista vence a todos los que han intentado conquistar su reino. La paz se impone sobre la guerra. "Siempre me gustó dibujar. Empecé en fanzines, pocas páginas, historias cortas", afirma.

Para los dibujantes como Irene Rodríguez las opciones son escasas. Los autores más reconocidos han encontrado su hueco en las grandes editoriales internacionales, aunque pocos han conseguido dejar su propio sello. LP Editorial trata, al menos, de que los creadores nacionales puedan desarrollar las historias que siempre han habitado en su imaginación. Predomina la acción y el cómic de género, algo bastante inusual en las revistas españolas.

Otro de los dibujantes, el jerezano Jesús Briosso, ha hallado en La Parada Magazine la oportunidad para ver publicados dos capítulos de su obra Eclecta. "Quería recuperar los cómics que disfrutaba en la infancia", relata. La suya es una historia de ciencia-ficción en un mundo plagado de semi-seres, medusas, pulpos de tierra y científicos locos. "Empecé en ferias, marché a Madrid, estudié en la Escuela de Arte, fui tintador de Carlos Olivares, gané premios locales, he hecho publicidad". Briosso resume su currículo sin darse importancia pero su camino, recién iniciado, es el que buscan jóvenes autores que todavía no saben como encauzar su talento.

LP Editorial quiere acoger a toda esta cadena de dibujantes con mucho que decir. Las primeras publicaciones, que se reparten en festivales y tiendas especializadas, han obtenido ya sus primeros éxitos. Ganó el premio al mejor fanzine en la última edición de Expocómic y ha conseguido una ayuda del certamen Fronterasur, que organiza la Diputación gaditana. Sus creadores, y todos los dibujantes que se han sumado a su iniciativa, saben que les rodean los monstruos del fracaso y la desilusión. De momento, están ganando la batalla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 7 de diciembre de 2008