Cartas al director
i

Sabidurías indígenas

Mientras se celebra la XIV Conferencia de Cambio Climático que las Naciones Unidas organiza en Poznan (Polonia) hasta el 12 de diciembre, escucho las voces de las Naciones Indígenas.

Junto a un fuego se han reunido. Un anciano indio mohave llegado de Arizona dice "hay algo muy especial en lo que estamos haciendo, la gente que no es indígena hace una fogata enorme, tan grande que tienen que apartarse. Nosotros, sin embargo, hacemos un fuego pequeño para que todo el mundo tenga que acercarse". Así fundidos, se puede sentir el calor humano, la más sostenible de las energías.

¿Cómo sobreviviremos mujeres y hombres campesinos si nuestra Madre Tierra está enferma, qué futuro tienen nuestras hijas e hijos, podemos confiar en estas cumbres?, se preguntan.

Un dirigente campesino me-xicano se levanta y cuenta que una vez fue atacado por un oso. Que miró a los lados buscando ayuda y no vio a nadie. Que miró entonces al cielo y dijo: "Diosito, si no me vas a ayudar, por lo menos no te pongas del lado del oso". Alrededor de la fogata estallan las risas porque saben que, bueno, aunque no pueden esperar nada de la conferencia, ellas y ellos no están solos.

Y pregunto, esa alegría, esa esperanza... ¿de dónde les llega? Contestó una campesina del cauca colombiano si dejar de reír: "Nos divierte mucho ver cómo los colibríes pueden desplumar al cóndor. Sin plumas ese animal tan fiero no puede volar".

Señores y señoras reunidos en Poznan, al menos no se pongan del lado del oso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 04 de diciembre de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50