Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Empresarios valencianos y aragoneses reclaman un eje logístico hasta Francia

La Confederación de Organizaciones Empresariales de la Comunidad Valenciana, Cierval, y la organización homóloga aragonesa, Crea, se reunieron ayer en Valencia para analizar intereses comunes. El apartado de las comunicaciones entre ambas comunidades fue uno de los asuntos que mayores coincidencias despertó en ambas organizaciones. Los presidentes de Cierval, Rafael Ferrando, y Crea, Jesús Morte, reclamaron mejores vías de comunicación entre la Comunidad Valenciana y el norte de España a través de Aragón.

En ese sentido, apostaron por la finalización de la Autovía Mudéjar hasta la frontera francesa e instaron al Gobierno francés a que inicie las infraestructuras necesarias para conectarla con Europa. Asimismo, abogaron por la prolongación de la A-68, a través de la N-232 entre Zaragoza-Alcañiz-Vinaròs.

Respecto a la línea ferroviaria de alta velocidad entre Zaragoza y Teruel, empresarios valencianos y aragoneses instaron al Gobierno de España a prolongarla hasta Valencia por su interrelación de las plataformas logísticas con los puertos y aeropuertos valencianos. Según manifestaron, la Travesía Central Pirenaica permitiría ampliar esta conexión para la salida de mercancías hacia Europa.

El presidente de los empresarios aragoneses apostó por poner en contacto "los espacios del arco mediterráneo-cantábrico", que, según explicó, concentran el 80% del PIB de España. Por su parte, Ferrando destacó que los Pirineos centrales deben ser una salida al exterior para los productos valencianos.

Las dos delegaciones de empresarios también abordaron el problema de los recursos hídricos, en los que coincidieron en la necesidad de alcanzar acuerdos "sin apriorismos" para cubrir las necesidades de ambas comunidades y facilitar el diálogo para solucionar las deficiencias que perjudican a la economía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008