Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Otro fiasco de Britney Spears

La cantante hizo 'play back' ante 13 millones de espectadores

Superado el annus horribilis (2007) en el que perdió la custodia de sus dos hijos a causa de un comportamiento más que errático, una resplandeciente Britney Spears compareció como invitada estelar en la edición británica de Factor X el domingo por la noche. Pero el indudable éxito de audiencia que mereció su actuación -13 millones de seguidores- acabó convirtiéndose en un monumental fiasco porque la cantante no se dignó a entonar una sola nota de su nuevo single Womanizer. Numerosos telespectadores se han mostrado indignados ante la decisión de la artista de recurrir al sonido grabado, ya que Factor X promueve precisamente las actuaciones en directo de jóvenes talentos.

Una vez concluido el programa, que tuvo como desenlace la expulsión de la concursante española Ruth Lorenzo, la web del canal ITV se vio inundada de quejas denostando la actitud de la llamada princesa del pop. Un portavoz de la artista -que hoy martes cumple 27 años- explicó que el uso del play back le permitió concentrarse en la elaborada coreografía. Horas más tarde, su presencia en un club de Charing Cross acabó por decepcionar a quienes no habían visto el programa, aunque en esta ocasión no por culpa de la estrella. Muchos fans acudieron al local animados por el rumor de que iba a salir al escenario. Agobiada por la presión optó por recluirse en la sala VIP, un gesto que suscitó protestas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 2 de diciembre de 2008