Matanza terrorista en India

Los fallos en la prevención pasan factura al Gobierno

La oposición dice que el ataque fue un fracaso de los servicios secretos

India, la mayor democracia del mundo -como ella gusta llamarse-, se enfrenta el año que viene a unas elecciones generales marcadas por el terrorismo, la lacra que amenaza con frenar el crecimiento económico de esta potencia emergente. A menos de seis meses de la convocatoria electoral, la serie coordinada de atentados en Bombay ha afilado el arma con que el principal partido oposición, el Bharatiya Janata Party (BJP) hostiga a la gobernante Alianza Progresista Unida, que lidera el Partido del Congreso.

Jai jawan, jai kisa (vivan los soldados y los campesinos), gritaban ante los rescoldos humeantes del Taj Mahal un centenar de simpatizantes del BJP. La consigna, nacida tras la guerra con China y la terrible sequía que azotó a India ese año de 1962, es una crítica abierta al Gobierno, al que la oposición acusa de no proteger las fronteras del país y de debilidad para hacer frente al terrorismo. El lema critica también el abandono de la tradicional política india de autoabastecimiento alimentario.

Más información
Bajo el terror oscuro de la batalla del Taj
India amplía las fuerzas antiterroristas y crea una agencia federal de investigación
El matrimonio español herido en el atentado de Bombay vuelve a casa

"Lo sucedido en Bombay denota un fallo garrafal de la inteligencia y ha llegado la hora de rendir cuentas por ello", declaró el diputado del BJP Arun Shourie. "Esto no es una democracia, es un desmadre", aseguró para exigir rueden las cabezas de los responsables.

Aunque el terrorismo es uno de los males endémicos de India, un país con fuertes tensiones separatistas, en los últimos tiempos los ataques se han multiplicado. Sólo en 2008 ha habido, además de este de Bombay, otros cuatro atentados en distintos puntos del país en los que han muerto otras 250 personas.

"No se puede seguir por el mismo camino. Lo sucedido aquí marca un antes y un después. Éste es nuestro 11 de septiembre y el Gobierno es el responsable", señala el periodista Umashankar Singh, del canal en inglés NDTV.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Los expertos señalan que el Gobierno se ha puesto a la defensiva en un tema tan crucial como el terrorismo, lo que puede dificultar la posibilidad de que renueve mandato. Hasta ahora las encuestas le dan una ligera ventaja.

Las elecciones locales que se celebraron ayer en Nueva Delhi y a las que estaban convocados 10 millones de votantes podrían ser las primeras en sufrir el impacto de la cadena de atentados de Bombay. Todo apunta a que la jefa del Gobierno regional, Sheila Dikshit, candidata del Partido del Congreso, renovaría el cargo que ocupa desde 1998, pero puede haber un corrimiento de votos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS