Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un camionero multiplica por siete la tasa de alcohol

A sus 49 años, Manuel A. B. debe de tener una gran tolerancia a la ingesta de alcohol. El pasado martes circulaba con su camión tan ricamente por la carretera C-42, en Tortosa. Lo hacía de forma muy normal: a un ritmo prudente, sin realizar maniobras extrañas y en la dirección correcta. Nada hacía sospechar que conducía ebrio. Nada, salvo el alcoholímetro. El hombre se topó con un control preventivo de los Mossos d'Esquadra y, al soplar, arrojó un resultado de récord: 1,11 miligramos por litro de aire espirado, siete veces el máximo permitido para los transportistas (0,15).

La policía autonómica denunció a Manuel por un presunto delito contra la seguridad vial. Su vehículo quedó inmovilizado. El conductor también fue denunciado por no llevar los discos reglamentarios en el tacógrafo, que sirven para acreditar el cumplimiento de los descansos obligatorios.

Tres días antes, agentes de Móra d'Ebre detuvieron a otro conductor, Ion A., de 30 años y nacionalidad rumana, por amenazas y por conducir sin permiso y bajo los efectos del alcohol.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de noviembre de 2008