Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La tormenta financiera

Las ganancias de las cajas aterrizan

Barcelona
1. ¿Cómo les afecta la crisis? 2. ¿Cuál es su estrategia para capear la crisis? ¿puede ser inevitable una fusión?

A tenor de lo que afirman los nueve de los 10 directores generales de las cajas catalanas que han expresado su parecer sobre las penurias del actual ejercicio, los clientes que entran en una de sus oficinas pueden esperar encontrarse con mimos renovados si son solventes. La competencia por captar ahorro es una de las traducciones más inmediatas de la tormenta financiera internacional, y la mayoría de los ejecutivos hablan de esmerarse por atender al cliente, por cometer, como dice uno de ellos, "errores cero en el servicio". En los primeros nueve meses del año, casi todas las cajas catalanas han sufrido un retroceso en sus ganancias netas con relación a las mieles a las que estaban acostumbradas el año anterior.

"Estamos ante una caída de la demanda de crédito. Era de esperar que los ingresos por la actividad bancaria crecieran menos. Evidentemente, en este ejercicio habrá una bajada general del beneficio", dice Ferran Sicart, director general de Política Financiera y de Seguros de la Generalitat. No concreta cuánto. Si el ritmo sigue como hasta el tercer trimestre, pueden ser caídas de dos dígitos.

Pero el retroceso no se debe sólo al inevitable golpe de la coyuntura financiera, que ya ha envuelto a la economía real: las cajas, como los bancos, son las arterias por las que circula el dinero, la financiación que hace las veces de gasolina para que los negocios crezcan y los ciudadanos consuman e inviertan.

La prudencia a la que les ha obligado el Banco de España con su política de abultadas provisiones para curarse en salud con quienes no puedan devolver los créditos —que en el pasado criticaron y que en algunos casos les ha salvado la vida— también se ha comido beneficios. La prioridad ha sido engordar el colchón para hacer frente a niveles de morosidad que se han multiplicado por tres y por cuatro en un año. El Departamento de Economía calcula que la morosidad no superará el 4% a final del año. Valga recordar que es moroso todo un crédito concedido a cualquiera que haya dejado de pagar la cuota durante tres meses, aunque haya pagado durante años y luego pueda volver a pagar, de ahí que las entidades subrayen que mucho dinero se acaba recuperando, aunque sea a través de los activos dejados en prenda como garantía real. Más morosidad, menos liquidez y confianza atemperada son los tres martillos que castigan a las cajas, a unas más que a otras. Todas han reconocido haberse contaminado de algunos excesos y alegrías a la hora de prestar dinero.

"Moderaremos la expansión, la prioridad es la eficiencia"

- Caixa Terrassa ganó 40,98 millones de euros en los primeros tres trimestres del año, un 18% menos. La delicada coyuntura económica, con un progresivo incremento del paro, provoca una "caída de la demanda de crédito y disminución de la inversión crediticia, sobre todo en la actividad inmobiliaria", afirma Enric Mata, su director general. Y ese crecimiento de la inversión crediticia deberá "ajustarse a la capacidad para captar depósitos".

1. La traducción para la caja es un aumento de la morosidad, que en septiembre alcanzó el 2,98% y que la entidad prevé que suba al 3,25% a final de año. "Pero estamos por debajo de los niveles de otros países y de otras crisis de nuestro país", destaca. Con la menor actividad de créditos, el colchón de provisiones para cubrir y prevenir clientes morosos augura que "los resultados no mantengan el mismo ritmo que en los años anteriores y probablemente experimenten una reducción".

2. El foco debe ser "reforzar todavía más la atención y el servicio con los clientes". Con un ratio de liquidez sobre balance entre los cinco primeros lugares entre las cajas españolas, la entidad subraya que "mantendrá operativas las líneas de financiación a las familias y a las empresas, sobre todo las pymes". La caja moderará el ritmo de su expansión, "priorizando eficiencia y productividad".

Sobre las fusiones, contundencia: "no pueden contribuir en nada a la solución de los problemas del sector".

"Estamos sometidos a los ciclos del mercado"

- Caixa Penedès ganó 85,86 millones de euros hasta septiembre, un 6,6% menos que en el mismo periodo de 2007.

1. La tercera mayor caja de ahorros catalana no consideraría "sensato" afirmar que una crisis global como la actual no le afecta. "Estamos sometidos inevitablemente a los ciclos económicos del mercado", apuntan fuentes de la entidad que dirige Ricard Pagès, que diche haber mantenido a lo largo de su trayectoria "una política de inversión y financiación muy conservadora, diversificando y analizando los riesgos y dotándose de unas provisiones, que siempre han ido más allá de las prudentes recomendaciones del Banco de España".

2. La caja, cuyo ratio de morosidad se ha situado en el 3,21%, pasa por la "fidelidad" para con su forma tradicional de actuación, que resume en "diversificación, análisis, prudencia, mejora constante de nuestros procesos de trabajo y lanzamiento de nuevos productos, aproximándonos de forma continuada a las necesidades de nuestros clientes".

Una de las bazas que juega Caixa Penedès es el hecho de que está asentada en toda Cataluña. "La expansión territorial, además, se desarrolla de forma satisfactoria por las Comunidades de Aragón, Madrid, Valencia", añade la caja.

En cuanto a fusiones, la entidad sugiere que no hay necesidad, sino libre albedrío: "Las cajas disponen de suficiente fortaleza financiera como para decidir cuál debe ser su futuro", remachan.

"Debemos ser rigurosos con los costes"

- Caixa Girona ganó 25,2 millones hasta septiembre, un 5,1% menos.

1. Jordi Blanch, director general, prevé un "contexto no expansivo" en el que habrá "un crecimiento de la financiación crediticia muy moderado", aunque el descenso de la financiación inmobiliaria permitirá que aumente la de la industria y el comercio.

2. "La gestión integral y proactiva de los clientes" y "una rigurosa contención de costes" es la respuesta.

"El freno del mercado del ladrillo nos afecta"

- Caixa Catalunya, la segunda caja catalana por tamaño, ganó 369,4 millones de euros hasta septiembre, un 17,4% menos, tras destinar a provisiones beuna parte de sus plusvalías por la venta de sus acciones en Abertis.

1. Son unos beneficios calificados de "relevantes" por Adolf Todó, director general de la caja, quien recuerda que el año pasado, con el que se comparan los datos, registró "resultados extraordinarios, fruto del fuerte crecimiento económico". La reducción de los resultados de los primeros nueve meses también se debe a "una política de elevada prudencia en las dotaciones", que incluso "excede las provisiones genéricas establecidas por el Banco de España", subraya.

"No cabe duda de que, al igual que a otras instituciones financieras, el freno del mercado inmobiliario nos afecta y nos hace crecer nuestro ratio de morosidad, aunque ésta queda centrada en activos con garantía real que se provisionan debidamente en su totalidad y, posteriormente, se produce una recuperación media que suele alcanzar un 80% de los mismos". La morosidad era del 4,29% hasta septiembre, la más elevada de entre las cajas catalanas.

Para la entidad, lo importante es el crecimiento sostenido del margen de intermediación, el que mide la actividad bancaria minorista, y que ha registrado un incremento del 8,7% respecto al periodo anterior. "El aspecto que en Caixa Catalunya estamos trabajando a fondo es toda la problemática social que está afectando a la familia, como el hacer frente al incremento en las cuotas de las hipotecas, el aumento de paro...", explica Todó, quien ha impulsado "servicios y productos flexibles a medida de las necesidades de cada cliente refinanciando, alargando plazos, dando carencias, en definitiva ofreciendo soluciones específicas según las problemáticas de nuestros clientes.

2. Caixa Catalunya ha puesto en marcha su Plan Estratégico para los próximos dos ejercicios. En esos dos años, se propone centrarse en el negocio minorista, en el que la experiencia de la entidad es dilatada. "La estrategia de Caixa Catalunya es concentrar los esfuerzos en la actividad típicamente bancaria del negocio de las economías particulares y las Pequeñas y Medianas Empresa (PYMES) y trabajar para ser una entidad próxima a sus clientes que ofrezca soluciones a su medida", añade el director general, que ha efectuado una importante renovación del equipo directivo para desarrollar su nuevo plan estratégico. "Tenemos una mejor y másrápida capacidad de respuesta a la nueva situación planteada", asegura.

En cuanto a posibles procesos de concentración, Caixa Catalunya insiste en que "el tamaño no es determinante, porque somos una caja grande y lo que nos ocupa es el buen servicio al cliente, la mejora en la gestión, la rentabilidad y la proximidad". La tesis que sostiene pasa por reconocer las ventajas que tiene tener una decena de cajas en Cataluña: "Un sistema muy competitivo, que ofrece muchas alternativas a los clientes". Para la entidad que preside Narcís Serra, "las fusiones que dan los resultados óptimos son las que se realizan para sumar esfuerzos y son fruto de un proceso sosegado y un análisis en profundidad".

"La crisis requiere trabajo y trabajo"

- Caixa Manresa ganó 21,12 millones hasta septiembre, un 21,6% menos.

1. Feliu Formosa, director general, explica que la crisis afecta a la entidad, como a las demás, y eso se traduce en "un menor crecimiento de nuestro balance, de nuestros activos y una mayor competitividad en el mercado".

2. "Cambiar de estrategia en tiempos complicados no resuelve el problema", añade Formosa al abordar cómo debe reaccionar la entidad ante la crisis. "No hay secretos", dice, "es mejor haber previsto el problema con anterioridad". De ello se desprende que la caja "mantendrá" los criterios de riesgo". Los da por buenos tras registrar una morosidad sobre balance del 1,42%, la más baja de todas.

La entidad también hará un esfuerzo en contención de gastos de explotación y será "conservadora en liquidez". Caixa Manresa es prestador neto de dinero en el mercado interbancario. "A largo plazo sólo tenemos un vencimiento este noviembre, ya cubierto, y no hay más en los próximos dos años. Tampoco vencen pagarés en el corto plazo", saca pecho. Para capear la crisis, enfatizam "se necesita de trabajo, trabajo y trabajo". Formosa no ve necesarias fusiones porque sería "perder un mapa de cajas que ha dado muy buenos resultados: el cliente tiene una mayor competencia, con más productos y mejor servicio, y ese mapa hace que la Obra Social llegue a más proyectos y poblaciones".

"Hay que ser activo con los impagos"

- Caixa Tarragona ganó 38,21 millones de euros de enero a septiembre. El crecimiento fue plano.

1. "La situación provoca una minimización de los plazos de las operaciones en los mercados interbancarios, una reducción de la demanda de créditos de calidad y un incremento paulatino de la morosidad", cuenta Gabriel Ferraté, presidente de la caja. "Además, los proyectos de inversión de nuestros clientes tienden a ralentizarse, cuando no a posponerse, y se observa un interés del depositante por la máxima seguridad".

2. Como réplica al entorno, Ferraté propone "ofrecer al cliente un servicio de máxima calidad, mimar al cliente, con el objetivo de error cero en el servicio que ofrecemos". Además de cultivar el contacto, la crisis requiere "ser muy activos en la gestión de impagos, orientada a la solución temprana de los problemas que puedan plantearse". La entidad, con el segundo nivel más alto de morosidad, un 3,88%, se esmera también en la contención de costes financieros y estructurales. "Se trata de actuar con el máximo realismo", concluye.

La entidad se basa en su "reconocida solvencia", en que está fuertemente arraigada a su territorio, en su adaptación a los cambios y en su equipo para "superar el contexto". ¿Fusión? "Nunca se nos ha planteado", zanja.

"Fusiones no, sí interesa colaborar"

- Caixa Laietana ganó 23,9 millones de euros en los nueve primeros meses. El beneficio se estancó, quedó plano respecto al año pasado.

1. "Existe una crisis real y una crisis a nivel de calle aumentada, una crisis psicológica que más allá de la real. Esta crisis tiene incidencia, por supuesto, en el consumo y en el ánimo de las personas y empresas", reflexiona Josep Ibern, director general de la entidad, que tiene una morosidad del 3,78%, la tercera más elevada. También el negocio de las entidades financieras acusa el contexto y, añade, "la situación repercute en la capacidad de las personas y empresas para afrontar sus obligaciones" para devolver los créditos.

2. En Caixa Laietana, la máxima habitual es, explica Ibern, "buscar soluciones y respuestas a los problemas de nuestros clientes de forma personalizada, y adaptada a sus necesidades, intentamos buscar soluciones a la financiación que necesitan familias yempresas". Hacen falta, puntualiza, "soluciones personalizadas". Para el director general, a diferencia de lo que ocurre en Europa, el sistema financiero español se distingue porque todas las entidades presentan cuentas de resultados con beneficios. "El problema es la liquidez, liquidez muy influenciada por decisiones de los poderes públicos, a nivel europeo y del Estado español". Ibern no ve "en el horizonte" una fusión. "Sí es interesante crear entornos de colaboración".

"Nuestro 'handicap' es la confianza"

- Caixa Manlleu ganó 4,35 millones hasta septiembre, un 36% menos.

1. La entidad que dirige Dídac Herrero considera "preocupante" la morosidad, pero se muestra confiado en que "podremos soportarla sin grandes sobresaltos, aunque sí que va a tener una incidencia importante en los resultados corrientes de este año y los siguientes". Manlleu tiene una morosidad del 3,31%. No ve, por contra, problemas en la liquidez. La caja más pequeña no tiene financiaciones con emisiones que venzan antes de 2011. "El handicap para las entidades de nuestro tamaño es la confianza de los clientes", confiesa, pero en las últimas semanas dice haber detectado un cambio de tendencia. "Sólo falta esperar una normalización paulatina en el mercado de capitales entre las entidades financieras a nivel internacional, algo fuera del ámbito de actuación de nuestra entidad.

2. Para neutralizar la crisis, no hay más receta que "la prudencia en la toma de decisiones y la anticipación a los acontecimientos", opina. Todo ello corolado por "la comunicación con los clientes" para facilitar soluciones rápidas a "la inadecuación de calendarios de pagos a las posibilidades de los clientes". Herrero defiende, como "alternativa" a las fusiones, "las alianzas y colaboraciones con otras cajas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de noviembre de 2008

Más información