Reportaje:

La poesía de Huidobro, pintada por España y Chile

El Museo de América rinde homenaje al autor de 'Altazor'

Pinturas de prestigiosos artistas chilenos y españoles, acopiadas por el artista hispanoandino Carlos Vásquez, rinden en el Museo de América tributo al poeta Vicente Huidobro, que vivió en Madrid intensos años de su vida literaria. Aquí introdujo, ya en 1918, la tensión de las vanguardias y publicó en 1931 Altazor, libro poema reconocido como su obra maestra.

La exposición traduce a imágenes plásticas el verbo del vate chileno, nacido en 1893 y muerto en el balneario de Cartagena (junto a Santiago de Chile), en 1948, fecha que explica este homenaje 60 años después de su desaparición.Entre los autores destacan, por parte chilena, Enrique Zañartu. Su tela Vagabundo, de 1955, expresa la creatividad de los mejores años del París existencialista. Nemesio Antúnez muestra la potencia de su pincel en su Noche, sinfonía de lomas jaqueladas que data de 1966. A ella añade, según cuenta Carlos Vásquez, "su estatura cívica, al exiliarse voluntariamente por razones morales sin haber sido perseguido por el régimen inmoral de Augusto Pinochet".

Gracia Barrios exhibe su impresionante América, no invoco tu nombre en vano. José Balmes, en una composición de 1961 sin título, parece evocar las penumbras que a la sazón se cernían sobre España. El lienzo de Dolores Walker Uvas, sandía y copas sobre mantel azul evoca la musicalidad que reside en el cristal de las mesas que retrata. Sorprende la lección expresionista que en Pareja imparte el santiaguino Francisco González Lineros, al igual que la posimpresionista Silla en el jardín, de Ximena Cristi. Eduardo Martínez Bonati, La manzana, de 1966, expresa su dominio de color y dibujo sesgado por el pop-art.

De los españoles, resulta espectacular el acrílico sobre lienzo Posiciones críticas, de Alfonso Albacete. La composición parece dialogarnos desde el mismo universo del poeta chileno.

En Parte del camino, del malagueño Daniel Quintero, parecen destilarse ricas esencias que abarcan desde el expresionismo nórdico hasta la impronta cromática de Ignacio Zuloaga. La toledana Dolores Avia esgrime su maestría en un portón parisiense pintado sobre madera en 1990, mientras Juan Navarro Baldeweg cuelga Figuras en la copa de cristal II, con evocaciones mironianas.

La soberbia apuesta del desaparecido Lucio Muñoz (Madrid, 1930-1988) Era Tilca 1ª Fase invita a la reflexión sobre la entraña de ese paraje caro a Huidobro, donde la materia y el espíritu parecen anudarse en un abrazo. Eduardo Arroyo, José Caballero, Antoni Tàpies y Rafael Canogar completan la presencia hispana.

Altazor. Pintores chilenos y españoles ilustrando a Huidobro. Museo de América. Avenida de los Reyes Católicos s/n. Entrada libre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 26 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50