Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Golpe en la capital financiera de India

Matanza terrorista en Bombay

Una ola de atentados causa al menos 80 muertos y 250 heridos en India - Esperanza Aguirre y otros españoles de visita en la zona se salvan de los ataques

Cinco españoles (dos de Promomadrid, uno de Isolux, el consejero delegado de Ferrovial Agromán Alejandro de la Joya, y uno independiente) seguían encerrados anoche en sus habitaciones del hotel Oberoi, que estaba en llamas y tomado por los terroristas. "La policía nos asegura" que los empresarios españoles "no corren peligro", dijo el embajador español en India, Ibon de la Riva, a TVE. El diplomático explicó que han dado instrucciones a los empresarios para que "permanezcan con la luz apagada" en sus habitaciones hasta que se confirme que no hay peligro.

Un matrimonio español, que no formaba parte de la delegación de Aguirre, se encuentra entre los heridos, según confirmó desde Tánger el ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, que explicó que estaban siendo tratados en un hospital, aunque no informó sobre su estado. El embajador español había confirmado que tenía constancia de que dos españoles estaban heridos, una mujer llamada María Rosa Romero y un hombre llamado Rafael. Horas después, informó de que el estado de uno de los heridos era leve y que el otro estaba siendo operado. Moratinos, por su parte, añadió que no tenía noticia de ningún rehén español, aunque tampoco pudo descartarlo.

El Ejército se enfrentaba a tiros con los terroristas en el centro financiero

Anoche, dos eurodiputados seguían encerrados en un restaurante de la zona centro. Preferían no salir del local, donde se sentían relativamente seguros, porque todavía se oían disparos en la zona. El Parlamento Europeo aseguró que no había ningún herido en la delegación, formada por dos parlamentarios alemanes, dos británicos, un belga, un húngaro y un polaco, además del español Ignasi Guardans.

Entrada la madrugada, el caos era absoluto y la situación estaba completamente abierta. El terrorismo había tomado Bombay por completo. El primer ministro del Estado de Maharashtra reconoció que la situación seguía sin estar bajo control, y que estaban tratando de encontrar a los terroristas que se habían atrincherado en los hoteles con rehenes. La policía anunció que cuatro atacantes habían muerto y nueve habían sido detenidos, sin detallar más.

El último balance era de 86 muertos y más de 250 heridos, pero la policía y el Ejército se enfrentaban a tiros con los terroristas en varias zonas del centro financiero de India. La policía informó de la muerte de 11 agentes, aunque no quedó claro si se incluían entre las 86 víctimas iniciales. Había fuego en varios edificios. Las autoridades cerraron el aeropuerto de Bombay, mientras que Nueva Delhi y otras ciudades indias se encontraban en alerta roja.

"En nueve diferentes partes de la ciudad los francotiradores abrieron fuego indiscriminadamente con fusiles automáticos AK-47 y lanzaron granadas", informó a los medios el jefe de la policía del Estado, A.N. Roy. Los disparos empezaron a escucharse a las 21.30 de la noche (las cinco de la tarde en la España peninsular). Los atacantes, que no habían sido identificados, detonaron un coche bomba en una gasolinera y secuestraron un vehículo de la policía. En el muelle se encontró un barco cargado con explosivos. También hubo ataques en uno de los locales más famosos de la ciudad entre los turistas, Café Leopold, varios hoteles (incluidos los lujosos Oberoi y Taj Mahal), en hospitales y estaciones de trenes.

El jefe de la policía antiterrorista especial de Bombay, Hemant Karkare, murió en los atentados. Las televisiones locales aseguraban que los terroristas tenían al menos 60 rehenes en los dos hoteles de cinco estrellas, en el sur de Bombay, la zona más transitada. Estos rehenes son de diferentes nacionalidades, aunque los atacantes buscaron ciudadanos con pasaportes estadounidenses y británicos, según varios testigos. La Fuerza de Reacción Rápida del Ejército indio entró anoche en los dos hoteles en manos de los terroristas para rescatar a los rehenes. Según fuentes del Gobierno, estos comandos no negocian con terroristas. De madrugada, no se conocía el resultado de la operación ni si los rehenes habían sido liberados. Largas columnas de humo se elevaban del hotel Taj Mahal, en donde se escuchaban disparos.

"Creo que iban detrás de los extranjeros, porque preguntaban quién tenía pasaporte británico o estadounidense", afirmó Rakesh Patel, un testigo británico que vive en Hong Kong y estaba alojado en el hotel Taj Mahal por motivos de trabajo, y que consiguió salir ileso del ataque. "Tenían bombas. Vinieron del restaurante y nos llevaron arriba. Eran jóvenes, quizás de 20 o 25 años y llevaban dos pistolas", añadió el empresario.

Al menos dos terroristas fueron abatidos cuando intentaban escapar en un coche en el área de Girgaum, y varias bombas fueron desactivadas por artificieros de la policía, indicó la agencia india PTI. Una organización llamada Deccan Muyahidin se atribuyó la autoría de los atentados, según las cadenas de televisión indias. Se trata de un grupo poco conocido que envió un correo electrónico. India ha sufrido una ola de atentados en los últimos años. Muchos han sido reivindicados por los terroristas islámicos, aunque la policía también ha detenido a extremistas hindúes.

Una delegación de la Comunidad de Madrid, encabezada por Esperanza Aguirre visitaba la ciudad, pero lograron salir ilesos. Fueron evacuados del hotel Oberoi, en donde se estaban registrando. "Estaban muy asustados, reinaba el pánico, pero estaban a salvo", según fuentes de la Embajada.

El avance del terrorismo intregrista

- 30 de octubre de 2008. Doce atentados coordinados, reivindicados por el grupo Fuerza de Seguridad Islamista, matan a 76 personas en el noreste del país.

- 13 de mayo de 2008. Siete explosiones en mercados de Jaipur causan 63 víctimas mortales. Grupos islamistas se atribuyen el ataque y amenazan con más si el Gobierno de Nueva Delhi persiste en cooperar con Estados Unidos.

- 11 de julio de 2006. Siete atentados perpetrados contra trenes y estaciones de Bombay matan a 187 personas y hieren a 900. La policía india acusa a un grupo islamista de la región de Cachemira de perpetrar el feroz ataque con el apoyo de los servicios secretos paquistaníes.

- 25 de agosto de 2003. Dos coches bomba matan a 52 personas en Bombay. El atentado es atribuido al Grupo de Venganza de los Musulmanes de Gujarat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 27 de noviembre de 2008

Más información