La película 'Wanted' se transforma en videojuego en Barcelona

Un equipo de 70 profesionales, el 80% de ellos españoles, ha desarrollado durante un año y medio el título basado en la película interpretada por Jolie y Freeman - El presupuesto supera los 12 millones de euros

El clima y la imagen internacional de vanguardia que proyecta Barcelona convencieron a Bo Anderson, cofundador junto con su hermano del estudio de desarrollo de videojuegos Grin en Suecia, para abrir una delegación completa en España.

Desde la decimotercera planta de la torre Mapfre y con unas increíbles vistas sobre el Mediterráneo y la ciudad, un equipo de 70 profesionales, el 80% de ellos españoles, han desarrollado durante un año y medio el videojuego basado en el cómic y la película Wanted.

El presupuesto total supera los 12 millones de euros y además del equipo español, han participado profesionales de los estudios que Grin tiene en Yakarta (Indonesia) y Gotemburgo (Suecia).

Las sesiones de captura de movimientos se han realizado en Londres, con lo que en total más de 150 personas están involucradas en Wanted: Weapons of Fate, que tiene prevista su salida en todo el mundo durante el primer trimestre de 2009.

La película se estrenó en septiembre, protagonizada por Angelina Jolie y Morgan Freeman. No gozó de buenas críticas, pero recaudó 300 millones de dólares en Estados Unidos, con lo que se ha convertido en una IP (propiedad intelectual) que probablemente recibirá más de una continuación.

El francés Emmanuel Márquez es el director del estudio barcelonés, y el principal responsable de que Grin se haya inclinado por España. Tras trabajar varios años en los países nórdicos en proyectos de tecnología de simulación física que hoy incorporan la mayoría de tarjetas de aceleración 3-D, coincidió con Bo Anderson, con el que surgió una gran afinidad.

Cuando éste le propuso abrir un nuevo estudio, Emmanuel no dudó en poner como condición un emplazamiento en el sur de Europa, alegando la comodidad de contar con más horas de luz solar y asegurando que en España hay mucho talento, buena formación y profesionales en el extranjero con ganas de volver a su país si hay un proyecto que merezca la pena.

Un mes y medio después de la inauguración en abril de 2007, ya tenían a un equipo de 30 personas contratadas. Poco después la profecía de Márquez se hacía realidad y empezaba el retorno de cerebros que habían emigrado a compañías internacionales, como Free Radical, para incorporarse a Wanted.

Wanted, el videojuego, empezó a diseñarse al mismo tiempo que la película una vez que Universal Pictures aceptó la propuesta de Grin como la que más se ajustaba a sus pretensiones. El catalán Saúl Gascón es el director creativo y máximo responsable del éxito o el fracaso que pueda cosechar el título. Afirma que todo han sido facilidades por parte de los propietarios de los derechos del cómic y de la película.

Otra ventaja enorme que les está permitiendo depurar el juego, es que no se ha lanzado coincidiendo con la película, sino que tiene un enfoque continuador argumental, un puente entre la primera y la segunda película. Eso implica tener que acceder a distintas formas de comunicación e interacción para obtener la foto completa de una historia.

El cine se aprovecha del juego

La experiencia de desarrollo simultáneo con el rodaje de la película ha propiciado un diálogo bidireccional con el director Timur Bermambetov. "Vieron que habíamos implantado la doble bala curvada para obtener una explosión allí donde se encuentran", explica Saúl Gascón, "y dijeron: esto lo tenemos que tener también en la película, así que lo introdujeron mediante efectos especiales".

Pero que Angelina Jolie siga los dictados españoles no es la única aportación de Grin. "Hemos creado una trama completa para el videojuego que explica los acontecimientos anteriores a la película, con Cross, el padre del protagonista, como eje principal, y los posteriores", dice, "con lo que el argumento de la próxima película está totalmente condicionado a respetarlos".

Bo Anderson escucha con atención, a pesar de que su español es aún muy básico, por ello las reuniones internas se hacen en inglés. "Si alguien ha debido de sufrir un proceso de adaptación, ése soy yo", se lamenta entre risas. "Al principio llegaba a las ocho de la mañana a trabajar y aquí no había nadie. Sobre las nueve o nueve y media empezaba el goteo de empleados. A las doce yo estaba muerto de hambre y aquí la gente no salía a comer hasta las dos".

No tiene quejas de producción. Percibe que los suecos trabajan menos horas para obtener el mismo volumen de trabajo, pero aprecia que los españoles, pese a tardar más, le entregan exactamente lo que se les pide, mientras que sus compatriotas tienden a intentar mejorar la idea de forma unilateral, con resultados a menudo no deseados.

Grin Barcelona tiene en marcha proyectos aprobados para los próximos cinco años. Su ritmo es muy elevado gracias a la tecnología de desarrollo multiplataforma y multithreating ideada por ellos mismos, que les permite hacer un juego operativo para PC, PlayStation 3 y Xbox 360 de forma simultánea.

Junto con Pyro Studios y Mercury Steam, ambas empresas en Madrid, son la punta de lanza de la industria de desarrollo de videojuegos en España.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción