Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La producción de vehículos sufre una caída del 26% en octubre

Industria prepara un plan integral para el automóvil

Las cifras del sector del automóvil empeoran cada mes que pasa. Ayer se dio a conocer la cifra de producción del mes de octubre y la caída del 26% vino a redundar en el pesimismo de los fabricantes que no ven la salida del túnel a corto plazo. En octubre se fabricaron 206.919 vehículos. En los diez primeros meses del año se construyeron 2.296.364 unidades, lo que supone un retroceso del 7% sobre igual periodo del año anterior. La caída se va agravando según pasan los meses. De cada 100 vehículos que se fabrican en España 85 se destinan a la exportación. La ralentización de los mercados europeos y la mala marcha del mercado nacional explican estos datos.

Los fabricantes dan por hecho que en el presente ejercicio se fabricarán unos 300.000 vehículos menos en suelo español, lo que supone un 10,3% sobre los fabricados en el año 2007. La cifra de 2008 lleva al sector a cifras de 1997. Este panorama será presentado hoy por el presidente de la patronal Anfac, Francisco Javier García Sanz, al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en la Moncloa al que reclamará soluciones.

El Gobierno quiere tomarse en serio la crisis del sector. La consigna es no perder durante esta temporada ninguna de las 18 plantas que 11 fabricantes del automóvil tienen en España. Y para evitarlo, el ministro de Industria, Comercio y Turismo, Miguel Sebastián, se reunió ayer en Santiago de Compostela con los consejeros de Trabajo y Economía de las nueve comunidades afectadas [Cataluña, País Vasco, Madrid, Aragón, Valencia, Andalucía, Castilla y León, Navarra y Galicia] para transmitirles el mensaje de que no habrá nueve planes distintos de rescate, sino uno único y "coordinado".

Su receta para afrontar lo que calificó como una "difícil situación" la dará a conocer en enero, y tendrá como ingredientes medidas que incidirán en la logística, la formación, la I+D+i y las relaciones laborales, con acciones concretas para "mejorar la competitividad abordando los problemas de absentismo, todo ello en el marco del plan europeo". El ministro, que no dio más detalles sobre la propuesta, aseguró que tendrá "visión a largo plazo" con el objetivo de que "la industria de la automoción se quede en España y sea competitiva".

Entre las medidas a corto plazo, Miguel Sebastián se refirió a acciones para favorecer el empleo y la formación de los trabajadores del sector de la automoción, y recordó que "las financieras" de esta actividad "ya se pueden acoger a las subastas de activos".

Con todo, el titular de Industria admitió que las recetas de choque no serán suficientes si no se estimula la demanda en el mercado europeo, dado que el 85% de los vehículos que se fabrican en España se destinan a la exportación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de noviembre de 2008