Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Signos

El horror de los desaparecidos

La granadina Gracia Morales obtiene el Premio Nacional SGAE de Teatro

El local de Remiendo Teatro mira a un descampado que cada pocas horas atraviesa un tren. En su interior, sobre un suelo de madera que marca los pasos con fuerza, decenas de jóvenes aprenden algunos de los secretos de la interpretación teatral. La compañía granadina, fundada en 1999, tiene ya una amplia trayectoria y es responsable de una parte importante de la nueva hornada de actores en la ciudad. "Remiendo se ha convertido en nuestra vida", explica orgullosa Gracia Morales (Motril, 1973), que acaba de recibir por unanimidad el XVII Premio Nacional SGAE de Teatro por su obra NN12, que será publicada en la colección Teatro Autor y estrenada por su compañía de siempre.

NN12 ahonda en la desaparición forzosa de personas durante las guerras y las dictaduras, aunque la autora prefiere no enmarcarla en ningún lugar para que el espectador pueda relacionar el tema con su entorno o sus circunstancias personales. "A algunos les puede recordar a España, a otros a la Alemania nazi, Kosovo, Bosnia o Argentina", explica. Precisamente de Argentina, país tristemente famoso por sus desaparecidos, partió el germen de la obra. "Me subí a un avión en Roma y leí un reportaje en el periódico sobre el equipo de antropología forense argentino y me vino la imagen de la que surgen todas mi obras".

"Creo que hay que desenterrar los cuerpos si están de acuerdo las familias"

Aclarar primero que NN es la terminología con la que se alude a un cadáver sin identificar. Aquella imagen consistía en una sala en la que un forense se encuentra frente al cadáver de una mujer anónima. "Esa imagen fue la semilla. Mis obras suelen partir de una imagen y aquella me daba la posibilidad de adentrarme en la relación entre el investigador y la fallecida, como si los huesos que permanecían allí supusieran también la presencia de ella", aclara la dramaturga granadina, que trabaja como profesora de literatura en la Universidad de Jaén.

Para la realización de la obra, Morales ha desarrollado una amplia investigación que la condujo hasta José Antonio Lorente, doctor en Medicina Legal y profesor de la Universidad de Granada. "Era un tema arriesgado en el que necesitaba el apoyo de un especialista. Lorente accedió a leer la obra y me orientó en diferentes aspectos científicos", aclara.

NN12, que aparece en un momento en el que el tema está de actualidad, tiene como propósito "llamar la atención" sobre un problema a través del hecho teatral. "Creo que hay que desenterrar los cuerpos siempre y cuando estén de acuerdo las familias. En Granada, con el caso de la fosa de García Lorca, la situación resulta más complicada. Puedo llegar a comprender las dos posturas (las de las familias de Lorca y de Galindo y Galadí) sin lograr posicionarme en ninguna".

Con todo, recuerda lo sucedido en el seno de las Madres de la Plaza de Mayo. "La apertura de las fosas las dividió por completo. Unas madres sentían un verdadero alivio al recuperar los cadáveres de sus hijos mientras otras creían que suponía el final de una historia, una puerta cerrada. Pensaban que el hecho de que siguieran enterrados allí, en aquellas fosas comunes, era un testimonio duradero de lo que ocurrió", explica.

Después de más de una decena de textos teatrales que han sido publicados y estrenados en España, Iberoamérica y Europa, Morales es ya una autora consolidada en el panorama teatral nacional, si bien su vocación era la poesía. "Escribí algún libro de poemas. En 1997 escribí un texto teatral que logró ser finalista en un premio y fue entonces cuando me di cuenta de que ése era el lenguaje que me interesaba y de la gran variedad de opciones que me aportaba".

Tras aquel primer texto, del que se hizo una lectura dramatizada en el teatro Alhambra, Morales fundó Remiendo, una compañía de teatro contemporáneo que representa desde entonces sus obras y que, como ella misma explica, dota a la escena de una estética muy minimalista, bastante limpia, que pretende conceder el mayor protagonismo posible al trabajo del actor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 21 de noviembre de 2008