Los jóvenes gamberros de Benaoján topan con la alcaldesa

Soraya García Mesa, la joven alcaldesa socialista de Benaoján (Málaga, 1.632 habitantes), ha levantado una pequeña controversia en el pueblo al castigar sin fútbol, biblioteca e Internet durante tres meses a catorce jóvenes de entre 11 y 16 años que en la noche del pasado 1 de noviembre arrojaron varias docenas de huevos contra edificios de la localidad. La regidora ha prohibido la entrada a los adolescentes gamberros a instalaciones municipales como el polideportivo, la Casa de la Cultura o el centro Guadalinfo y ha enviado una carta a sus padres "para que se den por aludidos" y vayan a hablar con ella.

El día de Todos los Santos, el Ayuntamiento, a petición de un grupo de niños del pueblo, organizó una gynkhana de Halloween con monitores y voluntarios, entre los que se encontraba la propia alcaldesa. "Había más de cien chavales, y estos 14 de forma premeditada hicieron la tirada de huevos, lo que enfadó a muchos padres y vecinos de Benaoján", cuenta Soraya García. "Decidí ponerles este castigo para que aprendan a valorar lo que hacemos por ellos", asegura.

El miércoles, José Antonio Castro, el coordinador provincial de IU, coalición que gobernaba antes en Benaoján, envió una carta al subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, para pedirle que "intervenga" para recriminar a la alcaldesa una decisión que, según él "supera sus competencias" y ha "causado un malestar tremendo" entre las familias de los castigados. Soraya García, asegura que las únicas llamadas que ha recibido de su partido "han sido de apoyo" y cree "deleznable" que IU "utilice políticamente a los niños diciendo que les estamos traumatizando". La alcaldesa afirma que algunos familiares de los jóvenes castigados le han felicitado por la iniciativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de noviembre de 2008.