Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL EXPEDIENTE DE LA DISCOTECA BALCÓN DE ROSALES

La Delegación del Gobierno tendrá que autorizar que haya policía en las discotecas

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, explicó ayer que tendrá que pedir autorización a la Delegación del Gobierno para que los policías municipales vigilen el interior de las discotecas. La ley actual, explicó el regidor, no permite a la Policía Municipal hacer rondas por las discotecas y bares, y requiere del consentimiento oficial del Ministerio del Interior.

Además, sobre esa promesa que el alcalde realizó el martes a los compañeros de Álvaro Ussía, que estudiaba en el colegio Monte Tabor de Pozuelo, UGT advirtió ayer que exigirá al gobierno municipal el "incremento necesario" en la plantilla para poder llevar a cabo estas acciones, ya que "en la actualidad, con la plantilla que existe, se están teniendo problemas incluso para hacer los servicios ordinarios que necesita la ciudad". Según el alcalde, en la actualidad hay 100 patrullas cada noche de la Policía Municipal para vigilar las calles. "El doble que las de Policía Nacional", remarcó en alusión a la voluntad de que la Delegación doble sus esfuerzos.

El concejal de Seguridad, Pedro Calvo, explicó por la tarde con más detalle en qué consiste el anuncio. "Se trata de una mayor presencia preventiva y disuasoria en los locales y entornos de ocio de los jóvenes, que los policías locales y nacionales sean también un referente para los chicos y para los locales a los que puedan acudir en caso de una incidencia". Actualmente, la actividad de la Policía Municipal por las noches es "fundamentalmente inspectora", indicó, y, por tanto, "cuando entra en los locales es con el objetivo de realizar una inspección, porque ha habido alguna incidencia de la que ha tenido conocimiento, generalmente, por una denuncia". Ahora, los policías podrían entrar en los locales "como parte de la ronda habitual", sin necesidad de tener ninguna información anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 2008