Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno ve difícil el voto en urna en el extranjero

"De enorme complejidad" y con "muchas dificultades técnicas". Así describieron ayer dos cargos públicos del Ministerio del Interior y de Asuntos Exteriores la posibilidad de que los españoles residentes en el extranjero voten en urna en los consulados españoles. Con la evaluación del voto presencial y no sólo por correo, como se hace actualmente, arrancó ayer la subcomisión para la reforma de la Ley Electoral creada en el Congreso de los Diputados.

España tiene en el extranjero en torno a un millón doscientos mil ciudadanos inscritos en el Censo de Residentes Ausentes (CERA), que votan por correo en todas las circunscripciones, 52 para el Congreso y 52 para el Senado, tantas como provincias. Pues bien, para votar en urna habría que instalar 104 urnas en cada Consulado, señaló Adolfo Hernández, director general de Política Interior, del Ministerio del Interior. Éste señaló las diferencias de situaciones entre quienes viven cerca de un consulado español de otros cuya residencia puede estar a cientos o miles de kilómetros de una legación diplomática. Los ciudadanos que quisieran votar a mucha distancia de su domicilio tendrían que obtener también el permiso laboral correspondiente.

Y hay más dificultades, según enumeró Javier Elorza, secretario general de Asuntos Consulares. Desde luego, la creación de toda una administración electoral que hoy no existe en el exterior.

Con estos datos, los miembros de la subcomisión se reunirán hoy para evaluar si es posible, como pretende el PP y el BNG, entre otros, que pueda habilitarse el voto en urna para las elecciones gallegas del próximo año. Todo apunta a que no.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 2008