Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un millar de escolares, contra el cierre de Holcim

Los escolares de Torredonjimeno (Jaén) se echaron ayer a la calle para dejar claro que el cierre de la cementera Holcim es un drama social que afectará a decenas de familias. La manifestación, promovida por el instituto Acebuche, reunió a más de un millar de estudiantes, acompañados por familiares y la mayor parte de los 120 empleados afectados directamente por el cierre.

La marcha desembocó junto a las instalaciones de Holcim, donde varios escolares leyeron un comunicado clamando por el mantenimiento de la industria cementera, que lleva medio siglo de actividad en Torredonjimeno y ha venido recibiendo en los últimos años importantes ayudas públicas andaluzas.

El delegado de Empleo en Jaén, Manuel León, dejó ayer claro que la Junta "no va a aceptar" un plan de reestructuración -la empresa ha propuesto prejubilaciones y traslados a otros centros de Andalucía- que no venga motivado por causas económicas, algo que, según recalcó, no es el caso de la planta de Torredonjimeno, que no ha presentado pérdidas.

La Junta está dispuesta a buscar otras alternativas, que podrían pasar por buscar otro socio industrial o bien diversificar las gamas de cemento. La empresa, por su parte, ha convocado a los trabajadores para la próxima semana con el fin de iniciar un proceso negociador, pero dejando claro, eso sí, que el cierre de la planta es algo "irrevocable".

También ayer la cúpula provincial del PP se reunió con miembros del comité de empresa, a quienes mostraron su rechazo al cierre. El PP anunció que preguntará en el Parlamento al Gobierno andaluz por las medidas para evitar el cierre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de noviembre de 2008