Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Saharauis

El pueblo saharaui es invisible; vive en un trozo de desierto dependiente totalmente de la ayuda externa. Acabamos de volver tras colaborar unos días con ellos y hemos vuelto a darnos cuenta de su difícil situación tras 33 años de aislamiento. Como sanitarios hemos visto su falta de médicos: aproximadamente un médico por cada 80.000-100.000 personas, y durante unos días no hemos oído la palabra crisis, allí esta palabra pierde todo el sentido. Pero a pesar de esto es un pueblo orgulloso donde cientos de héroes anónimos luchan cada día por intentar mejorar un poco la vida de las personas que les rodean; personas como Salek, director del hospital de Auserd, que intenta con los escasos recursos de que dispone sacar adelante el trabajo en el hospital. Ellos confían en nosotros para ayudarles y volver a sus casas. ¿Sabremos responder a sus expectativas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de noviembre de 2008