Acuerdo en el Ulster para acelerar transferencias clave

La cesión de competencias de Interior y Justicia reactiva el Gobierno regional

Los dos grandes partidos de Irlanda del Norte alcanzaron ayer un acuerdo para acelerar la transferencia de los poderes sobre interior y justicia, que siguen dependiendo del Gobierno británico. Londres aceptó en 2007 ceder esas competencias dentro del pacto que permitió entonces restablecer la autonomía y salvar los Acuerdos de Paz de Viernes Santo. Pero, como tantas veces ocurre en el Ulster, la fecha tope de mayo de 2008 se cumplió sin que unionistas y republicanos aplicaran ese acuerdo y el Ejecutivo llevaba cinco meses sin reunirse.

El ministro principal, el unionista Peter Robinson (DUP), y su adjunto republicano, Martin McGuinness (Sinn Fein), confirmaron que el Ejecutivo se reunirá hoy por primera vez en 152 días y desde ahora lo hará con carácter semanal para recuperar el tiempo perdido.

La transferencia de los poderes sobre la policía y los jueces ha sido un largo anhelo de los republicanos que los unionistas han bloqueado hasta ahora. Primero porque el IRA aún no se había desarmado, luego porque el Sinn Fein no había reconocido como propio al Servicio de Policía de Irlanda del Norte (PSNI) y en los últimos meses porque aún no había la suficiente confianza en la comunidad unionista.

"Todos queremos que la transferencia se realice sin demoras indebidas", subrayó McGuinness, pese a que el acuerdo no incluye un calendario para su puesta en práctica. El primer ministro británico, Gordon Brown, deberá negociar un paquete financiero para dar soporte material a la transferencia de esas competencias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de noviembre de 2008.

Lo más visto en...

Top 50