Cinco policías denunciados por amenazas contra el valenciano

El profesor del instituto de Ondara Ferran Giménez denunció ayer ante un juzgado de Dénia a cinco agentes de la Policía Nacional de esta última ciudad que le habrían "amenazado, insultado y vejado" por dirigirse a ellos en valenciano cuando en la madrugada del pasado domingo acudió a la comisaría a presentar una denuncia.

Giménez, que es también portavoz de la plataforma Dénia no nos resignamos, entidad vecinal que ha llevado a los tribunales la moción de censura, se dirigió a la comisaría sobre las seis de la mañana para denunciar una agresión que había recibido horas antes a la salida de una discoteca. Desde un primer momento, los cinco agentes que se encontraban en las dependencias policiales le "obligaron a hablar solamente en castellano bajo amenazas" de no tramitarle la denuncia, argumentando que esto es España y que "aquí se habla castellano y punto". Ferran Giménez asegura que, aunque la redacción de la denuncia se realizó en castellano, a lo largo de la comparecencia los cinco policías siguieron profiriéndole "insultos", llamándole "chulo" y diciéndole si era "tonto" o qué le pasaba.

El denunciante les explicó sin éxito su derecho a hablar en valenciano, reconocido tanto por la Constitución como por el Estatut d'Autonomia. "Es la situación más humillante que he sufrido en mi vida, recibí un trato vejatorio impropio de una Administración", aseguró el denunciante.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de noviembre de 2008.