Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de la OMC defiende la necesidad de reformar las instituciones económicas

El director general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), Pascal Lamy, desembarcó ayer en Barcelona justo dos días después del gran pacto mundial contra la crisis alcanzado por las principales potencias económicas del mundo en Washington. Lamy defendió un replanteamiento de las "instituciones políticas y legales" para que el mercado pueda funcionar correctamente en un entorno "cambiante y global".

En la lección inaugural del año académico de la Barcelona Graduate School of Economics, Lamy opinó que la crisis económica, que se ha extendido a todo el mundo debido a la globalización de los mercados, ha puesto de relieve la necesidad de "un marco normativo para que los mercados funcionen correctamente".

"No es de extrañar que, además de un paquete de estímulo y de sentar las bases para una mejor gobernabilidad financiera mundial, los dirigentes del G-20 también enviaran un poderoso mensaje sobre el comercio y la importancia de la rápida conclusión de la Ronda de Doha de la OMC", para la liberalización del comercio mundial, concluyó el presidente de la organización.

Lamy también animó ayer a potenciar la investigación económica precisamente en época de crisis y elogió el trabajo de la Barcelona Graduate School of Economics.

A su juicio, es importante mantener los vínculos entre la teoría económica y las decisiones más cotidianas, e indicó que, a lo largo de la historia, economía y política son "dos caras de la misma moneda" en el comercio internacional.

La escuela empieza su segundo año con seis masters y 126 estudiantes, el 44% más que el año pasado. Más del 80% son extranjeros. La sesión inaugural contó también con la participación del consejero de Economía y Finanzas, Antoni Castells, y la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de noviembre de 2008