Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:UN VALOR A EXAMEN | Dinero & inversiones | Bolsa

Nubarrones sobre Sol Meliá

De enero a septiembre la empresa ganó un 41,7% menos

La crisis económica pasa factura al sector turístico. Sol Meliá ha presentado sus resultados de enero a septiembre y las principales partidas de la cuenta de resultados muestran síntomas de debilidad. La facturación de la cadena hotelera en los nueve primeros meses del año fue de 991,7 millones de euros, un 3% menos que en 2007. El resultado bruto de explotación (Ebitda) registró un descenso del 18,6% y cerró el periodo en 220,8 millones. Por su parte, el resultado neto de la compañía fue de 80 millones, un 41,7% menor al del ejercicio precedente.

"La debilidad de estos datos se ha debido principalmente a una floja demanda en los hoteles de negocios, especialmente en España, a la ausencia de extraordinarios por la venta de activos y al negativo impacto de los tipos de cambio", explican los expertos de Exane BNP Paribas. El banco francés destaca que durante el tercer trimestre de 2008 se ha acelerado la caída del ingreso medio por habitación (Revpar) de Sol Meliá. "La compañía sufre por el desplome de la demanda tanto en el segmento de ocio como en los clientes de negocios", advierten.

Exane BNP Paribas recorta en un 20% la valoración de la cadena hotelera

Las perspectivas de la cadena para lo que resta de año y para 2009 fueron cautas. "En septiembre el Revpar en las ciudades europeas cayó un 5,8% y la cadena Intercontinental ha denunciado un profundo deterioro en octubre, por lo que el Revpar medio en el cuarto trimestre podría ser aún más débil entre los hoteles urbanos del continente", indican desde Exane BNP Paribas. "En Latinoamérica, a pesar del buen nivel de reservas en la República Dominicana, la desaceleración de la demanda en los principales mercados donde hay mayor potencial de viajeros a esta región (EE UU, México) y un mayor número de reservas de última hora es probable que metan presión a los precios", auguran.

Estos analistas recuerdan que Sol Meliá ha congelado sus planes de crecimiento. "En 2009 la empresa espera que el mercado hotelero continúe bajo la influencia de una débil demanda. Debido a estas malas perspectivas ha anunciado una serie de medidas relativas a la eficiencia de costes. Sin embargo, la compañía no ha facilitado detalles del potencial impacto de estos planes en su base de costes", señalan. Después de haber cortado sus inversiones (capex) en 200 millones para el presente año, Sol Meliá limitará las inversiones a 100 millones en 2009. "Mientras que este recorte ayudará al grupo a conservar sus rations de calificación crediticia, limitarán el crecimiento de los beneficios en el futuro".

Ante el empeoramiento de la situación económica, los expertos de la entidad francesa han decidido recortar sus previsiones de beneficios para Sol Meliá en un 9% en 2008 y 2009. Como consecuencia de esta reducción de las expectativas de ganancias, Exane BNP Paribas ha recortado significativamente (un 20%) la valoración de la compañía. El precio objetivo de las acciones cae de cinco a cuatro euros. Esta nueva tasación apenas concede a la cotización un potencial de revalorización del 5% frente a su nivel actual.

Exane BNP Paribas reitera su consejo de infraponderar el valor en cartera y basa este consejo en dos razones. La primera es la alta exposición de Sol Meliá a la economía española (el mercado doméstico supone el 50% del Ebitda). El segundo motivo tiene que ver con el elevado apalancamiento de la compañía (su deuda financiera neta equivale a 3,8 veces su Ebitda).

En lo que va de año la cotización de Sol Meliá ha retrocedido un 63,4%. Su mayor rival en España, NH, se ha dejado un 58,8% de su valor. A pesar de este castigo, Exane BNP Paribas recuerda que el valor está cotizando a unos múltiplos más caros (8,8 veces su valor de empresa / Ebit) que los que tenía en el ejercicio 2001 (8,4 veces).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de noviembre de 2008