Moscú considera que La Habana es un aliado clave

El presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, manifestó ayer que Cuba sigue siendo un socio clave de su país, y anunció que en 2009 espera a Raúl Castro, el jefe del Consejo de Estado cubano, en Moscú. "Nuestros contactos tienen carácter sistemático y nuestras posiciones en la mayoría de temas coinciden", explicó Medvédev en una reunión en el Kremlin con Felipe Pérez Roque, ministro de Exteriores del Estado caribeño.

"Su visita es otra prueba de que las relaciones entre Rusia y Cuba se desarrollan de forma muy dinámica. Hemos superado la pausa de la pasada década. Los contactos son muy ricos y las relaciones son amistosas", aseguró el presidente, que a su vez ha sido invitado a La Habana por las autoridades del régimen comunista.

Más información
El Kremlin abre la puerta a un nuevo mandato de Putin de seis años

En el marco de la activa política latinoamericana de Rusia, Medvédev planea viajar este mes a Perú, Brasil y Venezuela. La visita de Pérez Roque a Moscú, iniciada el sábado, ha coincidido en parte con la gira del viceprimer ministro Igor Sechin por Venezuela, Nicaragua y Cuba. Sechin es un hombre de confianza del jefe del Gobierno, Vladímir Putin.

Serguéi Lavrov, el ministro de Exteriores de Rusia, calificó ayer la cooperación militar y técnica con Cuba como un "importante elemento" de la colaboración entre los dos países. Moscú ha facilitado a La Habana un crédito de 20 millones de dólares (15 millones de euros) para comprar equipo y tecnología rusa. Transneft, el monopolio de los oleoductos rusos, estudia la posibilidad de participar en el desarrollo de la red de oleoductos cubana, según Nikolái Tókarev, jefe de la compañía.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS