Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crisis financiera mundial | La política monetaria

El Banco de Inglaterra aprueba un agresivo recorte de tipos de 1,5 puntos

El precio del dinero se sitúa en el 3%, el nivel más bajo desde 1955

El Comité de Política Monetaria del Banco de Inglaterra acordó ayer un inesperado recorte de los tipos de interés de 1,5 puntos, abaratando el precio del dinero desde el 4,5% al 3%. La cuantía del recorte sólo tiene un precedente más espectacular, la rebaja de dos puntos acordada en marzo de 1981, y sitúa los tipos de la libra en su nivel más bajo desde 1955 y por primera vez por debajo de los tipos del euro desde que se creó la divisa europea en 1999. El de ayer se suma al recorte de emergencia, de 0,5 puntos, acordado hace ahora un mes.

La medida ha sido posible debido a las perspectivas de una rápida desaceleración de la inflación debido a la caída de los precios del petróleo y otras materias primas como consecuencia de la crisis económica mundial. Pero es sobre todo un reflejo de la gravedad de la situación por la que atraviesa la economía británica, que según las estimaciones de la Comisión Europea es la que va a sufrir la recesión más profunda entre los Estados de la Unión Europea.

La rebaja de ayer es la más brusca tras la de dos puntos de 1981

En su nota explicativa de la decisión de ayer, el banco emisor destaca que en los últimos meses "ha habido un marcado deterioro de las perspectivas de actividad económica en casa y en el exterior, por lo que los precios de las mercancías han bajado de manera agresiva". "Desde mediados de septiembre, el sistema bancario global ha sufrido su desgarro más grave desde hace casi un siglo", añade la nota.

"Aunque las medidas tomadas acerca del capital, los fondos y la liquidez de los bancos en varios países, incluido el nuestro, han empezado a calmar la situación, la disponibilidad de crédito para los hogares y los negocios es probable que siga restringida por algún tiempo. Como consecuencia, las condiciones monetarias y de crédito se han endurecido de forma acusada. Los precios de las acciones han caído de modo sustancial en muchos países", describe el banco.

La sorpresa de los mercados por la envergadura de la medida frenó temporalmente la tendencia bajista de la Bolsa de Londres, que nada más anunciarse recuperó 100 puntos en una sesión que había empezado fuertemente a la baja. Pero al cabo de una hora volvieron los descensos y el mercado acabó cerrando con una considerable bajada del 5,7%.

Los analistas esperaban mayoritariamente que el Banco de Inglaterra recortara los tipos entre 50 y 75 puntos básicos y una minoría apuntaba un descenso de hasta 100 puntos básicos. Pero nadie había pronosticado que el abaratamiento del precio oficial del dinero alcanzara los 150 puntos básicos (1,5 puntos porcentuales).

Pese a que el Gobierno redobló ayer sus llamamientos a la banca para que traslade ese recorte a los consumidores, es difícil que eso ocurra de forma genérica y en la totalidad de la rebaja aprobada por el banco emisor. A pesar de que se han atenuado las tensiones de semanas atrás, los bancos siguen desconfiando y prestando dinero a tipos muy por encima de lo normal. Y la Asociación de la Banca Británica advirtió que el recorte de tipos no será trasladado en su integridad a los consumidores.

Empresarios y analistas han dado la bienvenida al recorte, aunque la opinión imperante es que éste va a contribuir a normalizar la situación en el sistema financiero, pero no va a impedir la recesión de la economía británica. Richard Lambert, director general de la patronal CBI, señaló en un comunicado: "Es una decisión valiente a la que damos la bienvenida y que coincide con lo que pedía la CBI. La confianza de empresarios y consumidores se ha ido deteriorando con fuerza en los últimos meses y la recesión ha sustituido a la inflación como la mayor amenaza para la economía en el próximo año o dos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 7 de noviembre de 2008